+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

FÚTBOL | SEGUNDA DIVISIÓN B

«No me siento valorado ni importante en esta Cultural»

YERAY GONZÁLEZ / FUTBOLISTA DE LA CULTURAL Y DEPORTIVA LEONESA

 

Yeray González. - MARCIANO PÉREZ

«No me siento valorado ni importante en esta Cultural» -

ÁNGEL FRAGUAS | LEÓN
06/11/2018

Yeray González (Los Realejos, 1988) no se rinde. Por su cabeza sólo pasa «revertir la situación» por la que atraviesa en la Cultural. El ídolo del culturalismo y uno de los héroes del ascenso histórico a Segunda División tiene el apoyo de la afición para volver a ser un futbolista clave, como siempre lo ha sido desde que aterrizó en el Reino de León.

—La temporada no está respondiendo a las expectativas que se había planteado, ¿o sí?

—En lo personal no. La había afrontado con la intención de ser importante en el equipo y jugar el mayor número de partidos posibles. No están siendo las expectativas que me había planteado. En el plan grupal creo que el equipo está bien. Estamos ganado bastantes puntos ahora, más que a principios de la temporada y el equipo está en plena mejoría.

—Después de la confianza que había depositado el club en usted con una renovación a mitad de temporada por tres años, ¿se esperaba estar en una situación así?

—No. El club confíaba en mí. Me propuso renovación y la acepté. Había varios clubes importantes de Segunda División para fichar. Me decidí por la Cultural porque principalmente me sentía querido por la afición y valorado por el club. Me sentía importante en ese momento y ahora sigo sintiéndome querido por la afición, pero no me siento ni valorado ni importante en el equipo. La situación ha cambiado. Eso también está en mí, revertir la situación, que en estos momentos no es la idónea. Y para ello voy a trabajar para ser igual de importante que lo fui hace dos años en Segunda División B y el año pasado en Segunda.

—¿A qué cree que se debe no entrar en las convocatorias del entrenador?

—Hay dos partes, el entrenador y yo. La que me concierne a mí es que no lo estoy haciendo todo lo bien que debería y sólo me queda seguir trabajando.

—¿Qué está sucediendo para que no entre en el equipo?

—No encuentro explicación a que no esté disputando minutos y fuera de la convocatoria incluso. Pero hay que reconocer que con un cambio de alineaciones el resultado mejoró, no tanto en fútbol. A la postre, los resultados son los que importan para conseguir el objetivo, que es el ascenso. Me toca ver los toros desde la barrera. Otros compañeros están disputando los minutos ahora. Quiero tener otra vez la oportunidad de jugar y ganarme la confianza del míster.

—¿Cree que tanto ha mejorado el equipo como para no formar parte de la lista de convocados?

—Hay que respetar las decisiones del entrenador. Unas veces se comparten las decisiones y en otros casos no. Tengo que ganarme de nuevo su confianza. Se ha perdido esa confianza y no sé el motivo. Reconozco que no he estado a mi nivel, pero tampoco he hecho malos partidos. Sólo me queda entrenar más fuerte si cabe para ganarme la confianza del entrenador.

—¿El mensaje de que Cea haya decidido convocar al jugador del filial Toño como lo interpreta?

—En este caso Toño es un miembro más de la plantilla y lo felicito por haber jugado en el partido de Liga frente al Celta y también en Copa ante el Barça, pero el mensaje es claro. No sé si para mí solo o también es para muchos compañeros que se quedaron sin jugar. El mensaje es claro y no hace falta leer entre líneas. Sólo queda seguir haciendo nuestro trabajo en el día a día porque la plantilla es amplia. Somos buenos jugadores para que todos demos lo mejor para subir a la Cultural de nuevo a la categoría del fútbol profesional.

—¿Le molesta estar en esta situación en la Cultural después de las buenas tardes que ha vivido con el equipo?

—Para mí es una situación extraña. Nunca me ha pasado. Es doloroso quedarme sin jugar tantos partidos y sin ir convocado. A uno le afecta en la confianza, pero hay que respetar las decisiones. Tengo que demostrarle que estoy para jugar en la Cultural.

—Después de renovar por tres años, ¿se arrepiente de haber tomado esta decisión cuando rechazó ofertas de Segunda?

—No me arrepiento porque era lo que sentía en ese momento. Me sentía valorado y querido por la gente que me había transmitido ese cariño. Me siento bien en León. Quiero devolver ese cariño y ser de nuevo importante con la Cultural para llevarla otra vez a Segunda División, que es lo que se merece.

—¿Ha dialogado con Víctor Cea sobre no ir ni convocado?

—Se habló en su momento cuando teníamos que hablarlo. Tenemos una relación cordial entre los dos. Y nada más. Ahí quedó todo.

—¿Ha recibido alguna explicación por parte del entrenador de por qué en estos momentos se queda fuera del equipo?

—No, ninguna. No suele dar ninguna explicación en este sentido, tanto cuando no juegas como cuando juegas. Yo no soy especial y no le pido ninguna explicación. Tampoco se las pedía cuando jugaba y ahora tampoco lo voy a hacer. Sólo queda bajar la cabeza y seguir con el trabajo, que siempre da frutos.

—¿Cree que por lo que ha hecho por este equipo, en su caso sí que merecería una explicación?

—Es su forma de trabajar. Hay que respetarla y al final esta justificación y explicación me la dan los aficionados cuando me ven por la calle. Me preguntan por la situación y me dicen que me anime porque pronto voy a jugar. Siento ese cariño y se lo agradezco. Sé que al final terminaré jugando.

—Le molestó particularmente quedarse fuera de la lista en el partido de Copa ante el Barça?

—Claro que molesta. A mí y al resto que nos quedamos fuera. Eres miembro de la plantilla. Habíamos ido a Lorca y a Navalcarnero. El premio sólo pudo ser para los catorce que jugaron ante el Barça, pero los demás también queremos disfrutar de esos minutos en el verde con toda la afición de nuestra parte.

—¿Todo lo que le está sucediendo llega a afectar a la familia?

—Sí por supuesto. Mi familia, mi padre vinieron a ver el partido. Yo no jugué. Claro que afecta familiarmente. Todos estamos algo más tristes, pero al final yo estoy bien y contento en León. Lo que quiero es volver a ser feliz aquí en León.

—¿Arrepentido de quedarse en León?

—No, nunca. Yo confiaba en que nos quedábamos en Segunda. Ahora quiero volver al fútbol profesional con la Cultural.

—¿Felipe Llamazares se ha dirigido a usted para hablar de su situación, como director general y por haber intervenido en su renovación por tres años?

—No, en ningún momento y creo que tampoco tiene que hacerlo.

—¿En algún momento se lo ha tomado como un castigo por un rendimiento que Cea ve bajo?

—Los castigos, para los perros. El técnico tiene que tomar decisiones y la plantilla es amplia. Si sigo sin ser convocado continuaré trabajando hasta que le haga cambiar de parecer.

—¿Sus sensaciones son buenas para volver a conseguir un ascenso a Segunda División?

—Sí. Vamos por buen camino. Esto es muy largo. Ahora hay un tramo muy importante para nosotros. Tenemos que dar un paso hacia adelante frente al Fuenlabrada y ante la Ponferradina. Si lo hacemos bien estaremos en el camino perfecto. Estamos en una buena dinámica.

—¿Esta plantilla es tan buena o es mejor que la de la temporada del ascenso?

—Creo que esta plantilla es tan buena como la que tuvimos el año del ascenso. Con matices, pero es igual de buena.

—¿Qué matices?

—Diferentes jugadores, diferentes posiciones. Unos más verticales y otros menos. Las dos plantillas son buenas y creo que en esta hay todavía más jugadores de nivel.

—Pero en unas posiciones hay muchos efectivos y en otras muy pocos...

—Bueno. Eso lo ve cualquiera. No hace falta que te lo diga yo. En unos puestos hay déficits y en otras demarcaciones muchos futbolistas para ganarse un puesto. Así se ha planificado la plantilla y no hay otra.

—Si la situación sigue así, ¿se plantea cambiar de aires en el mercado de invierno en enero?

—Ahora mismo no. Mi único destino es jugar con la Cultural y ascender. Otro tema es que el club, el míster o el que sea decidan otra cosa y ya nos sentaríamos a hablar.

—¿Qué le dice a la afición?

—Si de algo estoy orgulloso es de la afición. Me siento querido y nunca me han faltado al respeto. Jamás han tenido una mala cara hacía mi. Ni hacia mí ni hacia mi familia. Mi mujer se siente muy querida aquí y cuando renové fue por eso, en gran parte por la afición. Quiero transmitir a la afición que tenga paciencia con el equipo porque hay mucha gente nueva. Estamos en evolución y al final lo importante es conseguir el objetivo, el ascenso. Estamos en camino y confío en conseguirlo. Este año hay un vestuario muy unido. Se vio ante el Celta la piña que se hizo con el gol del empate final.

—¿Qué le dice su amigo Gallar de que no juegue?

—Me anima y me dice que muy pronto cambiará esta situación. Son situaciones del fútbol. Nos animamos mutuamente. Él pasó por el Hércules y no jugaba y luego llegó a Primera. A cualquier jugador le puede tocar.

—¿Cree que la Cultural le está tratando como usted ha tratado a la Cultural?

—Creo que yo he tratado bien a la Cultural y la Cultural me ha tratado bien a mí.



Buscar tiempo en otra localidad

   
1 Comentario
01

Por aloxie 12:10 - 06.11.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Yeray es para mí uno de los mejores jugadores que ha tenido la cultural, no me explico el por qué no le sacan en los partidos a jugar. Él ha sido uno de los referentes de cuando la cultural paso a segunda. Espero que el señor que manda en el equipo, piense despacio y vea que él es muy buen jugador

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla