+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

RAFA GUIJOSA ENTRENADOR DEL ABANCA ADEMAR

«Quiero seguir en el Ademar y luchar para ganar títulos con este club»

 

Rafa insiste en que le encantaría hacer cosas grandes en León. RAMIRO -

13/11/2018

PABLO RIOJA | LEÓN

No soporta perder. Cada vez que lo hace se le ‘cortocircuita’ el ADN. Y cuando gana disfruta lo justo, porque al momento piensa en el próximo reto. Llegó al banquillo hace tres años y se encontró un Ademar en caída libre. Ahora pelea de tú a tú con los ‘gallitos’ de Europa. Pero tampoco le vale. Quiere más.

—Viene de dos derrotas consecutivas. ¿Cómo ve al equipo ahora mismo?

—Lo veo bien aunque me enfade al contemplar algunas situaciones. Venimos de jugar contra el Dinamo, haciendo un partido sensacional en ataque, y tres días después ante el Cuenca ningún jugador está a su nivel. Eso me preocupa y en algunos casos concretos me disgusta. Pero también es cierto que estamos en noviembre y dentro de los objetivos.

—¿Peligra la Copa Asobal?

—Podemos acercarnos y culminarla o no conseguirlo. Pero estamos ahí. Y lo mismo en la Champions. ¿Podríamos estar mejor? Por supuesto.

—Es una situación muy similar a la de hace un año...

—Creo que sí. Llevamos los mismos puntos en Liga y en la Copa de Europa vamos mejor. De todos modos ya preveía una competición liguera más dura que el año pasado porque he visto cómo se han reforzado los equipos.

—¿Cuando se aparque la máxima competición europea el Ademar volará a otro ritmo?

—Nunca se sabe. Desde luego tenemos plantilla para ello. Aunque el cansancio no me vale de excusa para todo porque deberíamos haber ganado partidos en Liga que no hemos logrado. Evidentemente en la segunda vuelta si hay menos carga de encuentros el equipo tiene que ofrecer más rendimiento.

—¿Qué parte de culpa tiene el calendario?

—El calendario es un caos. La carga de partidos para todos los equipos Champions es brutal. Los campeonatos del Mundo y de Europa en mitad de una temporada resultan un auténtico desastre para la planificación, jugadores, entrenadores... Me pueden contar que por temas publicitarios son las mejores fechas pero pienso que la realidad es que nos hemos acomodado. No es sano para el deportista jugar tantos partidos en tan poco tiempo. Piensa además que la mayoría de los jugadores que van con sus selecciones son los mismos que juegan en Champions. Todo condensado desde septiembre a febrero y luego te tienes que jugar los títulos después. No tiene sentido.

—¿Y hay manera de corregirlo o es una batalla perdida?

—Los entrenadores no somos un colectivo fuerte y los clubes importantes si no lo han hecho ya es que poco pueden. Esto es más de las federaciones internacionales. El baloncesto, por ejemplo, se lleva las competiciones internacionales a después del verano.

—¿Le preocupa el nivel defensivo del equipo?

—No especialmente. Hay que mejorar en todos los aspectos. Ha habido partidos donde no tuvimos el nivel defensivo correcto y hemos perdido. Pero lo digo siempre. Si bajamos el rendimiento defensivo —que es nuestra mejor arma— estamos perdidos. Es como la portería. Lo que me preocupa es mantener una regularidad que después de tres años en el Ademar veo que estamos encontrando más en las segundas vueltas de la temporada.

—El calendario tampoco está ayudando.

—Ha sido más exigente porque los rivales fuertes nos han venido en momentos complicados. No es una excusa, es una realidad. El partido de Bidasoa, por ejemplo, te pilla además con otros dos choques fuera de casa entre Liga y Copa de Europa.

—Y ahora llega el derbi ante el Atlético Valladolid.

—Es otro de esos equipos que tienen que dar ese paso para pelear por las plazas europeas.

—¿Está contento con la plantilla que tiene esta temporada?

—Había carencias. Mi idea era que todos los del año pasado continuarán y además reforzarla. Eso no pudo ser. Me sigue faltando un pivote. Pero estoy contento con mi plantilla. Siempre te gustaría tener mejor equipo pero a los jugadores también les gusta tener un mejor entrenador.

—¿Calma algo la llegada de Ligetvári?

—Patrick es un chaval joven que viene de estar entrenando con los que no juegan. Además ni me conoce a mí ni al balonmano español. Desde el minuto cero ya nos ha dado rendimiento pero también es cierto que los rivales le van conociendo y buscan sus puntos débiles. Es un refuerzo más y voy a muerte con mis jugadores.

—Se fue un buque insignia como Álex Costoya pero jugadores como Acacio, Rodrigo, Jaime o Mario han dado ese paso al frente que pedía...

—Sin duda. Estos chicos están preparados para eso y lo han hecho. Acacio y Pesic son dos jugadores que lo están haciendo muy bien, quizá no con esa regularidad que les pedimos pero están bien. Jaime, Rodri, Sebas, Mario... ahí se ven sus números. Lo único que falta es que haya más jugadores que den ese paso al frente.

—¿Como quiénes?

Vieyra y David tienen que mejorar. Cuando dan ese paso han hecho grandes partidos pero son muy irregulares.

—Es un Ademar mucho más coral.

—Sí, porque se marchó un referente goleador como Costoya y eso hace que te acostumbres a que él apareciera. Ese rendimiento ahora lo tenemos que dar entre todos. Pero también echas de menos a ese tipo de jugador cuando lo colectivo no funciona. Pero eso es más culpa mía porque en los momentos de atasco debo darles esas vías de solución.

—Acaba contrato esta temporada. El presidente ya ha dicho que se verán las caras en diciembre pero que por parte del club estarían encantados de que siga. ¿Usted quiere continuar en León?

—No tengo ninguna intención de cambiar. Cuando ellos quieran nos veremos. Escucharé lo que tengan que decirme. Lo único que puedo decir es que estoy a gusto y quiero seguir en el Ademar, me gustaría hacer cosas grandes con este club. Sé que hay cosas en las que me equivoco y debo mejorar pero también sé soy un profesional que me dejo el alma por mi trabajo. Me apasiona el balonmano. Más claro no lo puedo decir, pero he de ser prudente porque no depende de mí. Estoy enamorado de esta ciudad. Me encanta esta afición exigente que me ha hecho mejor entrenador.

—¿Primará más lo económico o lo deportivo?

—Quiero que los pies estén en el suelo. No vendamos lo que no somos porque eso genera descontento. Si no podemos crecer más, pues no crecemos. Pero eso no hay que verlo como algo derrotista. Yo quiero que el Abanca Ademar llegue a más, pero si no puede ser no pienso hipotecar al club. No diré jamás: Me voy de León porque quiero ganar títulos. No. Es que yo quiero ganar títulos con este equipo. Sé que la directiva no va gastar más dinero del que hay, pero deberíamos tener más ingresos públicos y privados porque a veces no nos damos cuenta de que estamos muy por encima de nuestras posibilidades y ese desgaste hay jugadores que no están preparados para asumirlo. León es una plaza exigente y no todo el mundo vale.

—¿Necesita el Ademar un pabellón nuevo?

—Todos los equipos punteros de Europa tienen a la base en un mismo espacio. Tenemos mucho que aprender de ellos. Por ejemplo cómo crean un entorno socio-deportivo impresionante. El Ademar necesita una instalación centrada en la base, en el alto rendimiento del primer equipo y en el negocio para atender mejor a los patrocinadores. Si tú no tienes ese espacio no puedes crecer como club.

   
1 Comentario
01

Por manu pe 12:01 - 13.11.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

GANAR TITULOS?, SINO SE SABE GANAR A UN TEUCRO, CUENCA MERMADO DE BAJAS, Y UN LARGO ETC...!!!!

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla