+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Reedición de una joya etnográfica

 

MARTA PRIETO SARROMARTA PRIETO SARRO 21/11/2010

Colección de cantares de boda de Laciana, Babia y Alto Bierzo

Juan Alvarado y Albo. Ed. Piélago del Moro, Villablino (León), 2010. 200 pp.

Cuando Juan Alvarado y Albo, profesor y director de la Escuela Sierra y Pambley de Villablino murió en 1914, llevaba en el valle de Laciana un cuarto de siglo. Hombre observador y culto, tal como de sus intereses y obras puede deducirse, prestó especial atención al habla de la zona y también a algunas costumbres que le parecieron especialmente interesantes. Es el caso, por ejemplo, del festejo con el que en Laciana se celebraban las bodas, un alegre acto social en el que había cabida para toda la comunidad y del que ya Jovellanos a finales del siglo XVIII había dejado algunas importantes anotaciones que reflejaban unas singulares peculiaridades (que hoy se interpretan como influencia clara de los vaqueiros de alzada, gentes trashumantes que se mueven entre las brañas y la costa).

El interés de Juan Alvarado por el modo en que se celebraban los matrimonios probablemente había sido espoleado por Gumersindo de Azcárate a quien Alvarado enviaba sus notas para que este, a su vez, se las hiciese llegar al Ateneo de Madrid cuya sección de Ciencias Morales y Políticas realizaba en 1901 una encuesta sobre las costumbres de la zona. Así fue como, a la muerte de Juan Alvarado, su hermano Ventura -”profesor como él en la escuela de Villablino-”, publicó un cuaderno (menciona otros dos lamentablemente perdidos relativos al habla y el derecho consuetudinario de la zona) en el que se recogían los tradicionales cantares de bodas que unas mozas -“las cantoras- realizaban acompañándose de un pandero cuadrado adornado con cintas de colores -”colonias-” en el transcurso de la fiesta. La edición se realizó en 1919 en los talleres del periódico La Democracia de León , y fue costeada a expensas de Ventura Alvarado quien dedicó los beneficios del mismo a la Asociación de Antiguos Alumnos de la Escuela Sierra-Pambley de Villablino: mil ejemplares numerados en la cubierta y la portada con 765 cuartetas octosílabas que hoy son raros ejemplares de coleccionistas.

Esa imposibilidad de encontrar el libro, y la creencia de que su contenido puede considerarse una joya etnográfica, ha movido a Piélago del Moro a abordar una reedición de esa Colección de Cantares de Boda de Laciana, Babia y Alto Bierzo que incluye la edición facsímil de la aparecida en 1919. A ella se ha añadido un interesante prólogo de Salustio Alvarado Socastro, sobrino bisnieto de Juan Alvarado y profesor en la Universidad Complutense de Madrid, y dos magníficos estudios que firma Víctor del Reguero: uno sobre el autor, Juan Alvarado, y otro sobre las tradiciones conservadas en las bodas en Laciana (el modo en que se entablan las relaciones entre los novios, cuándo y cómo se hacen públicas, la petición de mano y el embusteiru , el cortejo del día de la boda, los cantos, comer la recha, correr la rosca, el queisu de la novia, dar escopetazos al aire-¦) hasta la finalización del primer cuarto del siglo XX cuando la minería provoca una espectacular transformación socioeconómica y cultural. A todo ello hay que añadir numerosos e interesantes documentos gráficos y un CD con la grabación de los cantares de boda a los que ponen voz e instrumento Raquel y Laura Álvarez Alonso.

El conjunto es un libro de gran calidad que resulta, además, de indudable provecho para los interesados en temas etnográficos.





Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla