+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

GP DE HOLANDA DE MOTOGP

Márquez elogia a Rossi, que, en Assen, cumple dos años sin ganar

El 'Doctor', cuya última victoria (la n 115 de su palmarés) se produjo en Holanda, en el 2017, solo ha logrado 9 podios en 35 carreras "No me imagino vivir una situación así, pero le entiendo", señala Márquez, que muestra su admiración por cómo corre 'Vale' a los 40 años

 

Valentino Rossi, a la derecha, observa a Marc Márquez, en el GP de EEUU de este año. - ALEJANDRO CERESUELA

EMILIO PÉREZ DE ROZAS
26/06/2019

El Gran Premio de Holanda de este fin de semana, en la ‘catedral’ de Assen, arranca con una celebración tremendamente negativa para el motociclismo actual. El italiano Valentino Rossi (Yamaha) lleva dos años completos, 35 grandes premios, sin vencer, pues su último triunfo, el nº 115 de su brillante carrera, es, precisamente, el GP de Holanda del 2017.

Desde aquel día, el ‘Doctor’, que asegura seguir persiguiendo, a sus 40 años, su décimo título mundial, solo ha sumado nueve podios. En ese mismo periodo de tiempo, el heptacampeón del mundo Marc Márquez (Honda), de 26 años, ha sumado sus dos últimos títulos de MotoGP (2017 y 2018), 18 victorias y 28 podios en total.

Rossi, que está siendo víctima a lo largo de estos dos insufribles años de una nefasta política deportiva y técnica de Yamaha, asegura que sigue teniendo las mismas ganas de siempre (y es totalmente cierto) y, aunque ahora ha pasado a ser más el ‘señor de los domingos’ que el piloto completo de antes, está convencido de que, en cuanto la firma de los diapasones ponga una moto competitiva en sus manos, volverá a vencer.
 
Valentino Rossi, 2º en Argentina, volvió a saludarse con Marc Márquez (1º) antes de subir al podio. / MOTOGP.COM

“Yo, la verdad, no me imagino vivir una situación parecida a la que está viviendo Valentino, pero la entiendo perfectamente”, señaló Márquez a EL PERIÓDICO cuando fue consultado al respecto. “Lo llego a entender porque mi mentalidad ha cambiado con el paso de los años. Cuando tenía 20, 21 o 22 años, para mí solo existía ganar o perder, perder o ganar. Acabar segundo era una derrota. Y, ahora, he aprendido a valorar todas las conquistas”.

Para el heptacampeón de Cervera (Lleida) “ganar sigue siendo la bomba, sí, pero un segundo o un tercer puesto, puede ser casi una victoria si el fin de semana ha sido complicado, entre otras razones porque el objetivo ha cambiado. Ahora, aspiro al título cada año y todo lo que sea sumar, aunque no gane, es buenísimo”.

En ese sentido, Márquez considera que “Valentino está ahora peleando para ver si puede volver a ganar una o dos carreras al año. La verdad es que, por ejemplo, el año pasado estuvo a punto de ganar en Malasia y Valencia, pero él sabe, mejor que nadie, que las nuevas generaciones vienen apretando. Y, cuando digo que lo sabe mejor que nadie, es que algunos de esos pilotos han salido o siguen en su academia. Los jóvenes que han llegado a MotoGP se han adaptado rápidamente a la categoría y lo ponen cada vez más difícil”.

Márquez sabe que “lo que le está pasando ahora a Valentino, nos pasará a todos, me pasará a mí, por supuesto, pues los jóvenes, insisto, te van apartando poco a poco. Pese a todo, sigo pensando que lo que está haciendo ‘Vale’ con 40 años ¡ojalá! lo pudiera hacer yo cuando cumpla su edad. Su nivel sigue siendo muy alto, mucho”.





Buscar tiempo en otra localidad