+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Los agentes realizan controles cada tres meses en los locales obligados a contratar sistemas de seguridad

El 97% de las alarmas de robo que recibe la Policía Nacional son falsas

La Policía Nacional ha localizado en lo que va de año 110 señales de alarma, de las cuales, reales sólo fueron tres. El año pasado por esta

 

Un guardia de una empresa de seguridad privada observando un circuito cerrado de televisión - ANA M. DÍEZ

S. Cancelo Redacción - LEÓN.
S. Cancelo Redacción 19/08/2002

En lo que va de año la Policía Nacional de León ha recibido 110 avisos de alarma de los que sólo tres resultaron reales. La normativa vigente «De Seguridad Privada» exige a los bancos, cajas de ahorro, entidades de crédito, platerías, joyerías, farmacias, administraciones de loterías, gasolineras y finalmente a bingos, casinos y salas de juego a establecer sistemas de seguridad. Existen otros negocios en los que el dueño puede optar por la instalación de medidas preventivas para proteger sus bienes. Los establecimientos de la ciudad interesados en adquirir un dispositivo de esta índole efectuan sus instalaciones a través de un contrato suscrito al efecto que tiene que estar visado en la Comisaría de Policía que corresponda según su ubicación. «Los locales obligados se someten a inspección cada tres meses», eran las palabras de Carlos Vázquez, el comisario jefe de la Policía Nacional de León, al hacer referencia al control al que someten a los establecimientos para vigilar el funcionamiento de sus sistemas. Si detectan irregularidades pueden proponerlo para sanción administrativa. Los negocios de la capital leonesa que quieran tener medidas de seguridad vienen obligados a conectarse directamente con las centrales de alarma de empresas que estén autorizadas para el desarrollo de dicha actividad. «La ley impide la conexión directa con los centros policiales», subrayó Carlos Vázquez. Cuando se produce una señal, la central tiene que verificarla para proceder a la localización del responsable del lugar donde ha saltado. Está obligada a comunicar de manera urgente a los cuerpos y fuerzas de seguridad el punto exacto donde se ha producido para que verifiquen si es verdadera o falsa. A nivel de León solamente cuentan con una central de alarmas llamada Desecom. «En verano se suelen incrementar las falsas alarmas cuando hay tormentas», declaró el comisario de la Policía Nacional al hablar del incremento de avisos que llegan a la comisaría por estas fechas. Carlos Vázquez aseguró que «el nivel de delincuencia de León es propio de una ciudad que tiene 140.000 habitantes». Del mismo modo hizo un llamamiento para todas aquellas personas que quieran instalar cualquier sistema de seguridad para que acudan a las empresas que estén debidamente autorizadas por la Dirección General de Policía y nunca hacerlo a través de instaladores o empresas no reglamentadas. El comisario dijo que toda persona que desconozca cuales son dichas empresas puede acercarse por la comisaría «donde le aclararán cualquier tipo de duda que tenga al respecto».