+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

REALIDADES LABORALES

Se buscan ingenieros y analistas de datos... y se contratan camareros y vendedores

Ingenieros informáticos, expertos en ciberseguridad, administración de empresas, internacionalización y biotecnólogos copan . la formación que requieren los profesionales más buscados este año. Ámbitos en los que la Universidad tiene una fuerte especialización. Uno de cada cuatro leoneses que logra trabajo lo hace en el sector de restauración. Le siguen, aunque muy de lejos, el personal de limpieza, los vendedores en tiendas y los peones tanto industriales como agrícolas. El 40% de los contratos se firman en la capital

 

Se buscan ingenieros y analistas de datos... y se contratan camareros y vendedores -

MARÍA J. MUÑIZ | LEÓN
12/01/2019

Analistas de datos, expertos en ciberseguridad, logística, manejo de información en las webs, farmacia y química, internacionalización de mercados y ventas, banca privada,... Los perfiles de los profesionales que serán más demandados a lo largo de este año tienen como denominador común el carácter multidisciplicar (todos ellos exigen amplias habilidades tecnológicas, de idiomas y adaptación), y la especialización. La formación universitaria que requieren en la mayor parte de los casos se centra en los ingenieros informáticos y de telecomunicaciones, administración de empresas (y también doble grado con Derecho), comercio internacional, ciencias de la salud y biotecnología,... Un espectro que en buena medida cubre la formación en la que se ha especializado la Universidad de León.

Frente a este escenario de empleos altamente cualificados y «con salarios competitivos», la realidad del mercado laboral leonés, según los últimos datos de las tendencias de contratación, señala que uno de cada cuatro contratos que se realizan actualmente es para trabajar en el sector de la restauración, la mayoría de ellos como camareros y algunos en la cocina. Le siguen, a bastante distancia, el personal de limpieza, los vendedores y los peones industriales y agrícolas.

Son las dos caras de un escenario laboral cada vez más polarizado, y que marca una tendencia creciente en este sentido. Divergencia en empleo de calidad y en salarios, un grupo de trabajadores que copará los puestos mejor valorados y una gran masa de asalariados que en buena medida permanecen presos de la precariedad y la rotación. Un escenario en el que se levantan una vez más voces de alerta sobre la participación de las mujeres: la tecnología es una necesidad transversal, no una opción.

LOS MÁS COTIZADOS

El informe sobre los profesionales más buscados por las empresas, realizado por Spring Professional, la consultora de selección de mandos intermedios y directivos del Grupo Adecco, destaca que son trabajadores estratégicos para sus empresas; y que se valora en mayor medida la polivalencia y la capacidad analítica. La orientación a los resultados es el objetivo. La segunda lengua ya no es una opción, y la tercera se convierte en una necesidad.

Los perfiles tecnológicos son necesarios, pero no siempre fáciles de encontrar. El informe concluye que «el desarrollo económico de la sociedad depende de la capacidad de generar conocimientos científicos, tecnológicos e innovadores, y de tener un liderazgo empresarial en I+D+i».

Dentro del sector tecnológico el perfil más buscado es el de especialista en bucear en los datos que guarda la nube; aunque el más cotizado es el director de seguridad de los datos, porque la protección es cada vez más reclamada por las empresas. No sólo para defenderse de los hackes, sino para anticipar los ataques. En este campo la especialización a través del Incibe se considera un punto a favor de los candidatos.

Los desarrolladores de software volcados en hacer la experiencia cada vez más fácil para los usuarios están también en el top de los profesionales más buscados, en un entorno en el que el uso de estas páginas permite captar cada vez más información. Junto con los arquitectos del big data, porque las empresas «basan sus decisiones en el análisis de la información que gestionan». Los modelos predictivos y los sistemas inteligentes están en alza.

La banca es otro de los grandes demandantes de empleo especializado. Busca sobre todo analistas en banca privada, para ofrecer a los clientes consejos de inversión personalizada. Y tiene cada vez mayor peso el director de banca de inversión, ante unas «condiciones de mercado cada vez más exigentes». Es el encargado de detectar las oportunidades de inversión de las entidades.

Dentro del sector comercial destaca la apuesta por la internacionalización y la omnicanalidad; mientras que en el campo del marketing la digitalización es la principal preocupación; junto con las plataformas de automatización y el análisis de «la ingente cantidad de datos digitales».

En industria crece la importancia de los ingenieros que controlen los gastos de energía y la automatización de los procesos, para lograr mayor rentabilidad y competitividad; perfiles que se demandan también cada vez más en el pujante sector logístico, para controlar los costes.

En el campo de las ciencias de la vida el profesional más buscado este año es el responsable de producción de estériles para el sector farmacéutico; así como los directores comerciales.

LAS DOS REALIDADES

Frente a esa situación de los puestos de trabajo más cotizados está la realidad de la mayor parte de los contratos que se realizan. Según el último informe de las tendencias de contratación del Servicio Público de Empleo, más del 78% de los contratos que se firman en la provincia corresponden al sector servicios, y otro 9,5% a la industria. La capital acapara la mayor parte de la actividad, con más del 37% del total de contratos firmados; seguida de Ponferrada con el 14,5%; Carracedelo con el 3,3%, como La Bañeza y San Andrés del Rabanedo; y detrás Villaquilambre, Cacabelos, Onzonilla, Santovenia y Valencia de Don Juan.

Los más contratados son los camareros, con un 21% del total de firmas realizadas; y les siguen el personal de limpieza, con un 5,6% de los contratos; y los vendedores en tiendas con un 4,5%.

Esos son los tres empleos más comunes para las mujeres, junto con cocineras y cuidados de personas; aunque prefieren ser administrativos. Los jóvenes trabajan también sobre todo como camareros y vendedores, aunque también como peones industriales y monitores de actividades recreativas.

Los extranjeros se emplean sobre todo (en las temporadas correspondientes) como peones agrícolas, y si no como empleados domésticos y limpiadores. Por lo que se refiere a las personas mayores de 45 años, limpiadores, cocineros y peones agrícolas son las ocupaciones más frecuentes; aunque buena parte de ellos aspiran a ser contratados como administrativos o en industria y construcción.

   
1 Comentario
01

Por Ricardo 11:09 - 12.01.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

El papel lo aguanta todo. los perfiles más demandados siguen siendo los enchufados genéricos, afiliados al partido, cuñaos y parientes varios. La Universidad de León no forma en ningún perfil concreto, aparte de casos excepcionales como enfermería, en cuyo caso huyen al extranjero. Los biotecnologos, en León, trabajan colocando pladur. Los titulados en la facultad de económicas, marketing y comercio internacional, con suerte y enchufe, consiguen trabajo de teleoperador. Ingenieros y expertos en tratamientos de datos buscan comida en la basura.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla