+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Desestimada la petición de archivo de la causa por el crimen de Navatejera

La magistrada no tomará ninguna decisión hasta conocer los análisis de Toxicología.

 

15/03/2019

miguel ángel zamora | león

El Juzgado de Primera Instancia número 3 de León ha desestimado la propuesta de archivar la causa abierta contra el sospechoso del crimen de Navatejera y remite a su representación letrada a esperar a los resultados de las pruebas del Instituto Nacional de Toxicología para adoptar una decisión, por cuanto no existen elementos suficientes desde su punto de vista para el sobreseimiento del procedimiento.

Según la defensa del investigado «en el informe remitido por el Instituto Nacional de Toxicología se ha llegado a una pluralidad de conclusiones que entran en contradicción con lo manifestado en el informe pericial de parte pues en el mismo se pone de manifiesto que puede existir una ruptura de la cadena de custodia habida cuenta concluyen que si las ropas estaban juntas ha podido existir una contaminación y ha podido existir una trasferencia de pelos de una muestra a otra. Pero así mismo, determina que en ningún momento es posible esclarecer la antigüedad del pelo, referenciando que cualquier corte de pelo o tratamiento cosmético podría afectar al cotejo», explicaba el escrito presentado por la representación legal del investigado. Desde su punto de vista «no es posible individualizar al sujeto a través del cotejo morfológico de pelos, quedando pendiente la realización de un estudio macroscópico de las características morfológicas tanto de los pelos morfológicas de los pelos dubitados e indubitados, seguidamente de un estudio microscópico. Si bien es cierto que teniendo en cuenta las conclusiones remitidas no puede determinarse que el sospechoso sea autor de los hechos que se le atribuyen».

La magistrada no atiende a ninguno de estos razonamientos y determina la necesidad de continuar la investigación, en tanto en cuanto no existen elementos suficientemente consistentes como para adoptar la determinación de cerrar el caso, tal y como proponía la defensa.

Una vez que se reciban los resultados del estudio, se determinará si se convierte el procedimiento en un sumario para abrir juicio oral, como pide la familia de la víctima o si se debe dar por cerrado el caso.