+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El primer curso con Madrugadores de pago reduce los usuarios a la mitad

Los 25 euros de coste por alumno «obligan» a 900 familias leonesas a renunciar al servicio.

 

piluca burgos corresponsal valladolid
14/02/2013

Poner precio a la conciliación de la vida familiar y laboral ha pasado factura a centenares de padres leoneses que se han visto obligados a «sacar a su hijos» de los programas ‘Madrugadores’ y ‘Tardes en el cole’ al no poder afrontar el coste de 25 euros mensuales por alumno que la Junta ha instaurado este curso. De las 1.812 familias que utilizaron este servicio el curso pasado, cerca de la mitad (878) ha renunciado este año. Sindicatos, asociaciones de Padres y Madres de Alumnos y el PSOE coinciden en atribuir esta caída a dos cuestiones: «el aumento del gasto por escolar con la subida del coste del comedor y la merma de las becas de libros de texto», y a la incorporación de «sus progenitores a las listas del paro».

El primer curso con Madrugadores de pago no sólo ha dejado mella en León, el resto de la Comunidad sigue la misma pauta. De los 11.567 alumnos que acudieron a ‘Madrugadores’ en el curso 2011-2012 tan sólo 6.165 lo han hecho este eño. En ‘Tardes en el cole’, el descenso es aún mayor, 772 escolares el curso pasado frente a 175 en al actualidad y, en León, de 54 frente a 17.

Despidos

Una caída que también se refleja en el número de centros que ofertan estos programas y que han pasado de 321 a 303 en la Comunidad y de 51 a 46 en la provincia. «La escasa demanda ha terminado con el despido de varios cuidadores», señaló el portavoz del Sindicato de Trabajadores de la Enseñanza de León (Stele), Carlos Cadenas.

La Federación Leonesa de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnado (Felampa) denuncia «la asfixia» que supone esta nueva medida adoptada por la Junta. Su presidente, Asterio Gaitero, advierte de que, «aunque 25 euros al mes no parece una cantidad importante», la Junta ha sumado este curso «muchos pocos a la economía familiar». «Es una cosa tras otra, el transporte escolar, las becas de libros, las actividades extraescolares... La educación pública ha dejado de ser un garante de igualdad de oportunidades», lamentó Gaitero.

Las familias numerosas, monoparentales, o con más de uno de sus hijos adscritos al programa cuentan con reducciones y exenciones en función de la renta, que en el caso de una unidad familiar de tres miembros no podría superar una base imponible de 22.499 euros.