+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La Junta aprueba el vial de La Lastra que tapará el vicus de Puente Castro

El proyecto prevé elevar el puente para no destruir los vestigios de Ad Legionem.

 

El alcalde inauguró los nuevos accesos al aparcamiento de San Marcelo y Santo Domingo. - RAMIRO

cristina fanjul | león
28/12/2012

Dos meses después del dictamen que, en una pirueta semántica, defendía la conservación de la ciudad romana y su enterramiento, la Comisión de Patrimonio Cultural de Valladolid aprobaba la semana pasada el proyecto de conexión entre La Lastra y Puente Castro presentado por el Ayuntamiento de León. Con esta decisión se desbloquean dos años de polémicas durante los cuales la brecha entre ambos barrios de la ciudad ha permanecido abierta.

Según fuentes consultadas por DIARIO DE LEÓN, el proyecto defendido por el Consistorio modifica ligeramente el plan que en su día presentara el PSOE. Así, la conexión continuará el mismo trazado, si bien se retoca con el fin de que el vial no conlleve la necesaria destrucción de gran parte de los vestigios que preveía el proyecto anterior. Para ello, los técnicos municipales han diseñado una elevación del vial a la altura de la boca del puente con el fin de preservar las construcciones romanas, aunque éstas tendrán que ser finalmente tapadas. La concejala de Urbanismo, Belén Martín Granizo, ha rechazado ampliar la información. En cualquier caso, se hace preciso recordar que el pasado 10 de octubre, la propia edil aseguraba que el proyecto que tenían pensado presentar a Patrimonio no desviaría el trazado inicial y subrayaba que hacerlo «no tendría sentido». «La zona de afección del yacimiento es de veinte hectáreas, con lo que el resultado sería el mismo aunque desviáramos el vial. El trazado se mantendrá de rotonda a puente», concluía.

Belén Martín Granizo también se ha negado a aportar los plazos del comienzo de la obra, así como la inversión que conllevará o si ya hay una partida destinada a tal fin. En este sentido, hay que recordar que esta obra fue una de las promesas del cartel electoral de Emilio Gutiérrez.

El proyecto cumple con el dictamen de la Comisión de Patrimonio Cultural celebrada el pasado mes de octubre, que en su espíritu —si bien no en su letra— permitía tapar parte de los restos romanos de Puente Castro para salvar la conexión del barrio con La Lastra. Y eso a pesar de que la orden hacía hincapié en la importancia histórica y arqueológica de los restos y estimaba la necesidad de que se tomaran medidas para que el vicus —a la intemperie— no se erosionara durante el tiempo que se prolongara la elaboración de un nuevo plan.

Tampoco ha querido hacer declaraciones el director general de Patrimonio. Enrique Sáiz ha preferido que sea Martín Granizo la que de las explicaciones que considere pertinentes. En todo caso, el responsable de la Junta de Castilla y León ya manifestó en su día que el vicus de Ad Legionem es uno de los más importantes de León y su alcance para España también resulta sobresaliente. Entre otras cosas, Saiz recordó que los restos permiten contemplar los espacios públicos y privados de la ciudad romana.

Y es que las catas en el yacimiento sacaron a la luz numerosas construcciones y piezas que revelan la importancia que debió tener el enclave. En el 2001 aparecieron numerosas monedas que muestran la efigie de Filipo el árabe y que refuerzan la importancia que el vicus tuvo como arrabal o cannaba del campamento romano. Estas monedas vienen a consolidar la teoría de que la ciudad se convirtió en la residencia a la que acudían muchos de los legionarios que habían establecido lazos familiares y que, al licenciarse, decidían permanecer también junto a su prole.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla