+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Alberto Gómez Barahona Rector de la universidad ISABEL i

«La universidad tiene que adaptarse al mercado laboral y ser más práctica»

La Universidad Isabel I, la primera universidad online de Castilla y León, ha arrancado este curso con más de dos mil alumnos. Su rector destaca el estilo de formación que se aleja del memoricismo y que busca profesionales interdisciplinares con sus dobles titulaciones.

 

El rector de la Universidad Isabel I, Alberto Gómez, en la capital leonesa. - RAMIRO

A. Calvo | León
06/04/2014

La Universidad Internacional Isabel I de Castilla lleva seis meses en marcha, convirtiéndose en la primera universidad online de Castilla y León. Su «estilo Isabel», basado en la innovación y en la creatividad, apuesta por dobles titulaciones y una formación centrada en la construcción del conocimiento, como destaca su rector, Alberto Gómez Barahona. Doctorado en Derecho y con una larga trayectoria docente en universidades como la de Valladolid y Burgos, tomó el mes pasado las riendas de esta joven institución de carácter privado que tiene su sede física en Burgos.

—¿Cómo surge la idea de crear una universidad online en Castilla y León?

—La Universidad Isabel I viene a sumar y ésta es la idea más importante. Un grupo de personas muy vinculadas al mundo docente observamos que en Castilla y León, que había visto nacer y crecer a grandes universidades, estaba viviendo un poco al margen de un nuevo proceso de formación, diferente, realizado a través de la red y que iba más allá del medio en el que se impartía. Consideramos que esa necesidad y que esa demanda no estaba cubierta y pensamos que una tierra de saber, de universidades como Castilla y León, debería tener una universidad online, similar a otras grandes universidades en el mundo y en España, como en Madrid y Barcelona.

—¿Qué otras novedades cree que aporta la Isabel I?

—Hemos aportado creación, creatividad, innovación y una adecuación a los tiempos. La formación online es la formación del siglo XXI, pero no solamente a través del vehículo, rompiendo los límites del tiempo y el espacio. El alumno puede aprender desde donde quiera, como quiera, a su ritmo, sin desplazamientos, de una forma más económica. Apostamos por una mayor vinculación al empleo, una educación más práctica, más creativa, en la que el conocimiento se va construyendo, frente a la tradicional concepción memorística. Todo ello ha hecho que este modelo de universidad haya prendido en poco tiempo.

—¿Cuáles son sus títulos más novedosos que ofertan?

—Decimos que nuestro ‘estilo Isabel’ está basado en la innovación y en la creatividad y así también son nuestros títulos. Somos la primera universidad española, y la segunda europea, que imparte Ciencias de la Actividad Física y el Deporte de forma online, Nutrición y Dietética y hemos conseguido crear la primera facultad de Criminología en España.

—¿Tienen intención de ampliar su oferta el próximo curso?

—Comenzamos este año con diez grados y un máster y estamos pendientes de la acreditación de nuevos títulos, también muy innovadores, como son Arquitectura, que seríamos los primeros en impartirla en modalidad semipresencial en España; un grado en Ciencias de la Seguridad, con diferentes itinerarios, y un grado en Diseño, también con varias alternativas. El nuevo máster estará vinculado a las nuevas tecnologías.

—¿Con cuántos profesores cuenta actualmente la universidad?

—Estamos entre ochenta y noventa profesores y consultores. Estos últimos son los encargados de resolver las dudas que tienen los alumnos en el proceso de aprendizaje, dinamizar los foros y su función no es la de un profesor en el sentido tradicional, si no que está muy vinculado al mundo profesional. Este proceso de dinamización del conocimiento lo hace también desde una perspectiva muy profesional y muy aplicada a la realidad. El profesor controla la calidad de todos los procesos.

—La universidad acaba de arrancar y sólo tiene en marcha los primeros cursos de las titulaciones. ¿Qué matrícula han alcanzado este primer año?

— Unos 2.100 alumnos, de los que más del 80% son de fuera de Castilla y León. Otra cifra destacada es que más de 80 son de la provincia de León. Las universidades online son más accesibles, se puede estudiar desde cualquier lugar, también desde el medio rural. La Isabel I también es muy asequible, porque a pesar de ser una universidad privada en ningún caso es elitista. Estudiar un grado en nuestra universidad puede costar entorno a unos tres mil euros, lo que supone unos 300 euros al mes, algo similar a lo que cuesta un centro de secundaria concertado.

—¿Cuál es el perfil de sus alumnos?

—Las universidades presenciales al principio vieron este proyecto como de competencia. Pero no, el 90% de nuestros alumnos tiene más de 30 años y ya cuenta con estudios superiores. Otra de las característica de la formación online es que permite aprender a lo largo de la vida y adaptarse constantemente a los mercados profesionales y laborales. Estamos observando que cada vez se matricula gente más joven porque llega la generación digital. Ahora nos preguntamos si los métodos tradicionales va a ir con ellos, eso está por ver.

—Su nombre ya deja patente su apuesta por la internacionalización, una de las claves actuales de las universidades.

—Sí, dentro de la composición del grupo promotor está el Instituto Piaget que tiene universidades presenciales en todos los países lusófonos. El próximo curso algunas de nuestras titulaciones también se impartirán en portugués para poder llegar a todos los países de lengua portuguesa del mundo. Tenemos una vocación claramente orientada al mundo hispanoamericano y al mundo lusófono.

—¿Qué opinión tiene sobre la ley Wert?

—Aunque pueda ser polémico, tiene muchas ideas muy interesante. Sé que desde la comunidad universitaria no se recibe siempre así, pero tiene mucho de positivo. Creo que el colectivo universitario y el mundo de la educación es reticente a los cambios, pero la ley tiene elementos muy enriquecedores que pueden ser buenos para introducir novedades.

—¿Considera que es necesario renovar el sistema universitario español?

—No estoy para dar consejos a nadie, pero las universidades tienen que especializarse e introducir cambios. Nosotros hemos hecho una apuesta por la innovación y la creatividad. La universidad tiene que especializarse, no todas pueden ser buenas en todo y hacer lo mismo. Creemos que la universidad tiene que ser más permeable al cambio constante del mercado laboral y tiene que ser más práctica.

—¿Las dobles titulaciones también son un camino para diferenciarse?

—Frente a las tendencias históricas en los procesos de formación, donde existía la figura de un profesional puro, hemos observado que hay cantidad de titulaciones con áreas de intersección del conocimiento como el derecho y la economía. Hay áreas que precisaban complementar la formación para hacer unos profesionales que puedan hacer frente a problemas interdisciplinares. A esta demanda obedece nuestra oferta de dobles titulaciones, que abordan algunas de las necesidades del mercado laboral que antes un grado en sí mismo no ofrecía.



PUBLIRREPORTAJE

Residencia de mayores El Portillo

Con 105 plazas, la mejor asistencia y todos los servicios, la residencia cumple 22 años en los que ha formado una gran familia. Hoy celebra la fiesta en honor a la Virgen del Carmen



Buscar tiempo en otra localidad