+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

SEMANA SANTA

Minerva cambia la Piedad por el Lignum Crucis el Lunes Santo y desata un conflicto

La cofradía cede a las presiones de los braceros del paso titular y tiene que remarcar que es una medida «excepcional».

 

Paso del Lignum Crucis con la Santa Cruz original. DL -

SUSANA VERGARA PEDREIRA | LEÓN
22/02/2019

La Piedad de la Real Cofradía de Minerva y Vera Cruz no saldrá este Lunes Santo como es tradición. En su lugar, lo hará el paso del Lignum Crucis. La decisión la adoptó la junta de seises en una votación que no fue por unanimidad. Ni se comunicó previamente a los hermanos ni se tratará en la junta general.

La sustitución de un paso por otro en la Procesión de La Pasión, que organizan el Lunes Santo las tres cofradías más antiguas de la ciudad, las llamadas históricas o ‘negras’ por el color de sus túnicas —Angustias, Dulce Nombre y Minerva, todas varias veces centenarias— ha desencadenado un conflicto en la cofradía y una fuerte contestación que se ha canalizado en los grupos de braceros y las redes.

La junta de seises y el abad, José Luis González, eran conscientes cuando adoptaron la decisión el 14 de febrero. Tanto, que en un escrito tras esa reunión puntualizan en tres ocasiones que el cambio se hace «excepcionalmente».

En el fondo, late un conflicto larvado. Los braceros del Lignum Crucis llevan años exigiendo a la cofradía procesionar ellos. Integrado mayoritariamente por braceros jóvenes y con la sección más numerosa de manolas —que en esta cofradía son hermanas con carta de pago aunque con derechos restringidos por el hecho de ser mujeres—, quieren tener mayor protagonismo. Hacen valer que llevan el paso titular, la Santa Cruz con la reliquia de un pequeño trozo de astilla procedente de la que se venera en el monasterio de Santo Toribio de Liébana —considerada la reliquia cristiana más grande del madero en el que fue crucificado Jesucristo— y que fue donada a Minerva por el obispo Almarcha en 1959.

Las pretensiones de los titulares del Lignum chocan con braceros de otros pasos históricos y provocan recelos. Desconfían del empuje de estos papones. Temen que su ambición termine llevando aún más a la deriva a Minerva.

El abad, José Luis González, confirmó ayer el cambio del paso. Hizo especial hincapié en que la medida es excepcional. «No es una novedad, es una excepcionalidad», remachó en varias ocasiones.

González no consideró que haya que someter nada a votación de los hermanos de la cofradía. «Lo decidió la junta de seises y el abad, y basta. Ya se votó ahí», dijo ayer. Es esa actitud la que le reprochan los papones críticos con la gestión de la cofradía.

José Luis González justificó la decisión en que es «un homenaje porque se va a retirar para siempre la Cruz, que se va sustituir por la que ha creado Manuel López Becker, para que los braceros y las manolas puedan despedirse y dar ese homenaje». El abad obvió que la Cruz, una pieza histórica de finales del siglo XVII de autor desconocido, ya fue sustituida la pasada Semana Santa en un acto planteado como solemne que se celebró el Miércoles Santo en la Plaza Mayor. Ese día, en la Procesión de la Amargura, salió el Lignum con la cruz de Becker, de color verde característico de las vera-cruces.

González desmintió tensiones en la cofradía pero el día 23 se ha tenido que convocar una reunión a la que están citados los braceros de la Piedad. El seise del paso rehusó ayer hacer declaraciones.




Buscar tiempo en otra localidad

   
1 Comentario
01

Por Pedro 33 10:02 - 22.02.2019

Eso es pasión y religión......