+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

SUPERCOMPUTADORES

Quiñones desea que Caléndula esté en las prioridades del sustituto de Herrera

El Centro de Supercomputación inaugura un aula formativa para informáticos y científicos.

 

Suárez-Quiñones y García Marín, en el transcurso de la visita. RAMIRO -

miguel ángel zamora | león
26/02/2019

El consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones y el rector de las Universidad de León, Juan Francisco García Marín, solicitaron al próximo gobierno autonómico «salga quien salga» que dedique el mayor esfuerzo posible al Centro de Supercomputación de la Universidad de León.

Quiñones y García Marín inauguraron la nueva aula de formación del Centro de Supercomputación. La apertura de esta nueva instalación se realiza en el marco de un ambicioso programa formativo diseñado por Scayle para 2019, que incluye diversos cursos en tecnologías de programación paralela para informáticos, pero sobre todo formaciones dirigidas a científicos de otras especialidades, en particular relacionados con la aplicación de la supercomputación a la genómica y la metagenómica, pero también con la mecánica de fluidos computacional o con la inteligencia artificial y el Big Data.

Quiñones visitó «este nuevo halo de formación que es Scayle» gracias a la disposición de equipos que permiten afrontar «no solo la formación paralela, sino la geonómica, la metageonómica, la mecánica de los fluidos, la inteligencia artificial o el big data» que forman el centro «que forma parte del club de los supercomputadores más importantes de la nación».

Pese a la crisis se ha mutiplicado por diez su capacidad en teraflops, «con casi cien más añadidos en la última reforma». La entrada en la red española de supercomputadores ha sido crucial «sobre todo por su eficiencia energética». Colabora con el ámbito del saber y de la ciencia, así como con las cuestiones relacionadas con la simulación de incendios. «No es solo geonómica, no es solo astrofísica o bioquímica, hay más aplicaciones», señaló Quiñones, que recordó su potencialidad y propuso que la próxima legislatura «gobierne quien gobierne en Castilla y León se deberá mantener esa potenciación y conseguir que Caléndula y Scayle estén en la primera división de la supercomputación», explicó el consejero.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla