+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Stecyl reivindica más respeto al profesor en el Día del Docente

 

dl | redacción
31/10/2011

La Federación STECyL reivindica un curso más, y de manera especial éste, un mayor reconocimiento y respeto del trabajo docente. Reclama que se ponga fin a los recortes en los presupuestos destinados a los centros públicos.

«La naturaleza del trabajo docente requiere «la autoridad del conocimiento», básicamente la misma que la sociedad concede a médicos, científicos, etc. Sabemos que la autoridad hay que ganársela en las aulas. Pero necesitamos también más y mejores medios para abordar en mejores condiciones la complejidad de la docencia. Además, con un mayor reconocimiento de la función social del profesorado, mejoraría nuestra autoridad, la que cuenta de verdad en la relación diaria con el alumnado y con sus familias. Reconocimiento que no es otra cosa que respeto a nuestro trabajo. Esto pedimos a las administraciones educativas. Y que no nos desautoricen a la primera de cambio», explica en un comunicado.

1397124194Desprestigio. El presente curso escolar se ha puesto en marcha en medio de un clima de tensión a través de una campaña de desprestigio del profesorado precisamente por aquellos que pretenden dar autoridad a los trabajadores y trabajadoras de la enseñanza con una ley de autoridad de dudosa utilidad para solucionar los problemas reales. No queremos ni porras ni gorras, pedimos respeto. Los argumentos falaces que se han vertido han sido variopintos: desde el «profesorado solo trabaja 20 horas», hasta «trabaja menos que en Europa y tiene menos alumnos», «los profesores son un gremio privilegiado», la sempiterna comparación de resultados entre la enseñanza privada concertada y la pública, etc. Este espectáculo de confusión contribuye de forma notable al desprestigio la enseñanza pública, que constituye el pilar fundamental de una sociedad democrática.

El horario del profesorado oscila entre 35 horas semanales en algunas CCAA hasta 37,5 en otras. Lo cierto es que ese horario en muchos casos se extiende como consecuencia de que la tarea de los profesores aparece difuminada en las diferentes legislaciones.