+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Suárez-Quiñones reclama más inversiones en la red ferroviaria convencional

 

12/02/2019

dl | león

El consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones, reclamó ayer al Gobierno de España que realice una mayor inversión económica en la red ferroviaria convencional de Castilla y León. A preguntas de los periodistas en Zamora por la concentración que tuvo lugar en León por el fallecimiento de una maquinista el pasado viernes en un accidente ferroviario en Manresa, reclamó al Ministerio de Fomento que tenga «especialidad sensibilidad» en el reparto de fondos ferroviarios.

Recordó que el propio presidente de la Junta también ha transmitido tanto a Pedro Sánchez como al ministro de Fomento, José Luis Ábalos, la necesidad de avanzar en proyectos ferroviarios que van más allá del AVE. Suárez-Quiñones subrayó que la importancia de las líneas ferroviarias convencionales en lugares como en Ávila o en Soria y la necesidad de mejorar infraestructuras ferroviarias como la línea entre León y Ponferrada.

Destacó también la importancia de mejorar los tiempos de viaje entre Ávila y Madrid, de reabrir la línea Soria-Castejón o de invertir en el tren de vía estrecha entre León y Bilbao. El consejero de Fomento indicó además que el primer principio a la hora de acometer actuaciones en las infraestructuras ferroviarias debe ser el de la seguridad, según planteó en su respuesta a los medios.

   
1 Comentario
01

Por busbusbus 11:45 - 12.02.2019

Yo ni se quien es Suarez-Quiñones ni me importa; sea quien sea lo que recomendada está muy bien, los trenes provinciales se están olvidando desde que se implantó el AVE y el ALVIA, trenes que no cumplen con las espesativas esperadas, ¿por que ? implemente porque son muy caros los billetes del viaje, una prueba ( RENFE subió el precio de los trenes de media distancia, ¿porque no los de larga distancia? porque en esos viaja poca gente, mas claro ni el agua.