+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

cartas al director

 

13/01/2019

c Francisco S.Román escribe con el título ‘León, ¿ciudad sin futuro?’: «Acabamos de pasar las fiestas de Navidad y comenzamos un nuevo año 2019, para el que, supongo, muchos leoneses habrán pedido sus buenos deseos con el anhelo de que se cumplan. Salud, trabajo, bienestar, paz... para ellos y sus seres queridos. Y todo eso está muy bien y es muy lícito, pero la realidad de nuestra provincia y de nuestra ciudad, duele.

Duele su continua y diaria despoblación. Duele Vestas, Abelló, la Azucarera, Torneros, Everest, lo que fue y es Antiobióticos, la nostalgia de Elosúa y podríamos llenar líneas y líneas de nuestra historia reciente desde el fiasco de Biomédica hasta hoy.

Estas Navidades tuve la ocasión de encontrarme con leoneses que viven fuera de nuestra ciudad y de forma unánime me expresaron: !Que triste habían percibido León! Ni luces de Navidad en las principales calles... Condesa, Padre Isla, Gran Vía de San Marcos...

No creo que los leoneses merezcamos ésto. Ni los políticos que tenemos. Dice el señor alcalde que desde que están los socialistas en el Gobierno se han parado los proyectos para León, pero no dice cuáles. Hace muchos años que León no está políticamente bien representada, que nuestros políticos mayoritariamente ni sienten ni aman León y sólo hacen que vendernos humo, ilusiones y sueños.

No tienen un plan claro, ni oscuro; vamos, no tienen un plan para León y con una mala gestión comercial y política del sector industrial, desaprovechando nuestros recursos naturales, gastronómicos y turísticos.

Tenemos la más hermosa y pura de las catedrales góticas, la mejor del mundo. Este año pasado fuimos Capital Gastronómica? Y para qué... tuvimos menos visitantes que el año anterior.

Y entretanto, los leoneses se van fuera. Valladolid copa siete de cada diez empleos que se crean en Castilla y León, y nuestro futuro es negro como el carbón de nuestras minas, que ya son historia. Señores políticos, asuman su responsabilidad y trabajen más y mejor por la dignidad de León y de sus gentes».

c Pedro Serrano escribe sobre ‘Retrógrados’: «No me preocupa que haya líderes retrógrados y extremos que aseguren arreglar los problemas del mundo con un simple chasquido de sus dedos.

Lo que realmente me preocupa es la gente que se encandila con discursos que apelan a las emociones más primarias anulando cualquier atisbo de racionalidad.

Puedo entender el cabreo monumental hacia la clase política que nos ha gobernado estos cuarenta años de democracia. Puedo entender que la gestión de la crisis económica haya creado legiones de escépticos. Pero lo que no puedo entender es que haya gente que dé coces contra el aguijón solo por despecho. Pienso que solo hay políticos malos y peores.

Pero, ¿por qué optar por los peores habiéndolos malos? ¿Cómo es posible que, de pronto, aparezca un mesías en tu puerta anunciando la buena nueva y aceptes sin objeciones comulgar con ruedas de molino? La respuesta tal vez sea que el pensamiento racional y crítico retrocede y, si esto es así, ¿qué tiene de extraño que terminemos siendo gobernados por retrógrados?»


Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla