+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

EDITORIAL | Cuando hablar de sostenibilidad puede llegar tarde

 

25/06/2019

Cuando la concienciación sobre la necesidad de conservar el ecosistema parece estar calando a nivel social, político y económico, sale a la luz un estudio en el que se desvela el perjuicio que la aplicación de la Política Agraria Común (PAC) ha supuesto para los prados de siega en el Parque Nacional de Picos de Europa. Se trata de un entorno protegido por la Directiva Hábitats —que, paradójicamente, también emana de la Unión Europea— y que ha sufrido un deterioro progresivo e imparable desde mediados de los años 50. Es este daño el que ha propiciado que los prados de siega se encuentren catalogados como vulnerables, una circunstancia que nunca ha sido tenida en cuenta a la hora de establecer los criterios para la aplicación de la PAC. La política agraria europea no se caracteriza precisamente por su apoyo a la siega tradicional y ha promovido los cambios en el manejo del ganado primando otros modos de trabajo en condiciones y zonas de explotación más productivas. De ahí al abandono de estos prados generados durante siglos por la actividad ganadera solo hay un paso que han tenido que dar obligadas las ganaderías locales.

El deterioro ha sido espectacular en la última década, en la que se ha perdido más de la mitad de la superficie de prados registrada en 2010 en el espacio protegido, áreas que ahora son mayormente zonas de landas y matorral.

Lo más curioso es cómo se va a explicar desde Bruselas la tendencia de moda: promover los usos sostenibles en la ganadería, un cuento que pocos van a escuchar ya en Picos de Europa.



PUBLIRREPORTAJE

Residencia de mayores El Portillo

Con 105 plazas, la mejor asistencia y todos los servicios, la residencia cumple 22 años en los que ha formado una gran familia. Hoy celebra la fiesta en honor a la Virgen del Carmen



Buscar tiempo en otra localidad