+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

TRIBUNA

La Declaración de León

 

Joaquín Cuevas Aller.
06/10/2014

El nombramiento de la ciudad de León como Cuna del Parlamentarismo Democrático por parte de la Unesco debe ser entendido como un honor a la ciudad y a la región leonesa. El Ayuntamiento de León está actuando acertadamente para que ese nombramiento sea conocido más allá de los límites provinciales y regionales.

La reciente visita a León de once presidentes de los parlamentos autonómicos (estuvieron presentes todos menos los de Cantabria, País Vasco, Navarra, Cataluña, Andalucía y Canarias) ha sido un homenaje a León y a su Historia así como una excelente prueba del acierto del Ayuntamiento de León por el que hay que felicitarle. Esta felicitación debe ser compartida con el Cabildo de la Colegiata de San Isidoro. Su abad, Francisco Rodríguez, ejerció de anfitrión y cicerone con los visitantes.

En esta visita de los presidentes de los parlamentos autonómicos fue aprobada la Declaración de León y San Isidoro fue declarado «Monumento histórico a la Soberanía del Pueblo». Ese es el camino a seguir. Sin embargo, creo que los leoneses podemos y debemos colaborar para que ese nombramiento sea conocido en todos los rincones de España.

Un presidente norteamericano, no recuerdo su nombre, dijo que los norteamericanos eran muy propensos a decir «qué puede hacer mi país por mí». Lo correcto sería, dijo el presidente, que los ciudadanos dijeran «qué puedo hacer yo por mi país». Viene esto a cuento de lo que pasa en León. Una gran parte de leoneses son unos pasotas, ni dicen ni hacen nada por León. Otros, imitando a los norteamericanos se preguntan ¿qué hace León por mí? Lo correcto sería que los ciudadanos leoneses se preguntasen ¿qué puedo hacer yo por León? Es evidente que la provincia y toda la región leonesa caminan hacia el abismo y ¿qué estamos haciendo los ciudadanos leoneses? Ni decimos ni hacemos nada, echamos la culpa a otros y así estamos como estamos. Podemos estar seguros que si no hacemos algo y pronto, el abismo lo tenemos a la vuelta de la esquina.

El nombramiento a León como Cuna del Parlamentarismo es un inmenso honor a nuestra tierra leonesa, a nuestra Historia y debe ser conocido en todo el mundo. Es curioso que la convocatoria del primer Parlamento Democrático de Europa, a pesar de ser perfectamente conocido con infinidad de documentos que así lo acreditan, haya estado ocho siglos ignorado, escondido, sin que nadie, ni siquiera los historiadores leoneses hayan hecho nada por darlo a conocer. Esto demuestra el carácter pasivo que tenemos.

Es sorprendente que tengan que ser los de fuera los que nos recuerden nuestros olvidos. En esta reciente visita de los representantes de los parlamentos autonómicos, el representante de la Asamblea de Madrid, José Ignacio Echeverría Echániz dijo en la Declaración de León con respecto a los Decreta de Alfonso IX: «resultó ser un paso decisivo aunque insuficientemente reconocido». Por ello, yo quiero hacer la siguiente proposición a todos los partidos políticos con representación municipal: que todos los ayuntamientos de la provincia de León y también de las provincias leonesas de Zamora y Salamanca, convoquen sendos plenos municipales con el siguiente punto del día. «Que el día 15 de abril sea festivo en toda la región leonesa y declarado ‘Día de León, Cuna del Parlamentarismo’.

Hago mías las palabras que alguien dijo a los parlamentarios: «es necesario dar un impulso al reconocimiento a León como Cuna del Parlamentarismo por parte de la Unesco para que sea reconocido a nivel mundial».

Según voy demostrando en mis conferencias por diversos puntos de la provincia leonesa, hay mucha documentación auténtica que acredita que la convocatoria del primer parlamento democrático se celebró en el claustro de San Isidoro de León durante el mes de abril del año 1188. Por eso, mi propuesta de declarar festivo el día 15 de abril o bien, el tercer domingo de ese mes en la seguridad de que el parlamento se estaba celebrando con total seguridad en ambos días.

Esta festividad no iría contra nada ni contra nadie, al contrario, sería una festividad para conmemorar uno de los hechos más gloriosos de la Historia de León y de España. Pregunto ¿qué hubiera pasado si ese primer parlamento hubiera ocurrido en Pamplona, capital de Navarra o en Zaragoza, capital de Aragón?

Y no digamos si ese primer parlamento se hubiera convocado en Burgos, o en Valladolid, ¿habría estado ocho siglos en el olvido? Con total seguridad, no solamente no habría estado escondido, sino que lo sabrían hasta en Nueva Zelanda, el país más lejos de España.

Ya va siendo hora de que los ciudadanos leoneses hagamos algo por nuestra tierra. Nuestra Historia está llena de gloriosos acontecimientos que están pasando desapercibidos sin que nadie mueva un dedo para darlos a conocer.

Cuántas regiones españolas les gustaría ser los protagonistas de actos como los siguientes: ser los vencedores de la Batalla de Simancas, la batalla más importante, con diferencia, de toda la Reconquista, ganada por un gran Rey de León como Ramiro II. Haber promulgado los primeros Fueros como hizo otro gran Rey leonés como Alfonso V. Haber reconquistado la capital imperial de Toledo con todo su reino, incluso Madrid, algo que realizó otro gran rey de León como Alfonso VI.

El propio rey de León, Alfonso IX, además de haber convocado el primer parlamento democrático, tuvo otras gestas muy gloriosas. Reconquistó la ciudad inexpugnable de Cáceres; reconquistó todo el Reino de Badajoz, la actual Extremadura; fundó la primera Universidad de España y cuarta de Europa, la de Salamanca, que por cierto, el año 2018 celebrará ocho siglos de existencia. Esto por citar solamente algunas de las grandes gestas de la Reconquista

¿Quién conoce estos actos tan gloriosos de la Historia de León y de España? Casi nadie, no hay más que echar un vistazo a los libros de texto.

Los leoneses no reaccionamos ni siquiera en defensa propia. Los leoneses tenemos que dar un paso al frente para dar a conocer nuestro glorioso pasado sin meternos con nadie, sin compararnos con nadie, simplemente con la verdad por delante. No se puede olvidar que la gloria de León es la gloria de España. De una cosa podemos estar seguros: sólo si colaboramos todos, conseguiremos poner fin a más de ocho siglos de tanta mentira, tanta leyenda y tanto olvido de la Historia de León, esencia de la Historia de España.





Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla