+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

EL CORRO

Desconcierto por Vox

 

PEDRO VICENTE
09/04/2019

Los gurús demoscópicos, los politólogos —especimen éste en auge— y los sesudos estrategas electorales de los partidos andan desesperados. Todos ellos andan atribulados por las incertidumbres que rodean las próximas elecciones generales y los últimos (excepción hecha de Vox) no saben cómo afrontar la inminente campaña electoral. El escenario político es completamente inédito. Acostumbrados al bipartidismo más o menos imperfecto imperante hasta 2015, no consiguen aclararse. Creían haber cogido el punto a la evolución de las fuerzas emergentes hace cuatro años, Podemos y Vox, pero la irrupción de Vox les ha sumido de nuevo en el desconcierto.

Por primera vez desde 1977, son cinco las fuerzas políticas de ámbito estatal que van a entrar en el reparto de los 350 escaños del Congreso de los Diputados (el Senado es harina de otro costal por su particular sistema electoral que restringe su acceso a las dos primeras fuerzas políticas en cada provincia, que van a seguir siendo el PP y el PSOE). Tal concurrencia, se lamenta el gremio demoscópico, hace extraordinariamente complicado vaticinar la distribución de los escaños en aquellas provincias que eligen cinco o menos diputados. Con la ley D’Hont por medio, buena parte de esos escaños pueden caer del lado de cualquiera de las cinco formaciones por un puñado de votos. De ahí que los líderes de los dos principales partidos, Pedro Sánchez y Pablo Casado, se hayan prodigado como nunca por Castilla y León a lo largo de la presente precampaña. PP y PSOE tienen garantizado un escaño de diputado en cada provincia y son las únicas fuerzas con opciones de conseguir el segundo.

Vox se desmarca de cualquier estrategia convencional. No se ha cortado lo más mínimo a la hora de incorporar a sus listas cuneros sin ninguna relación con las provincias por las que concurren y ha pasado olímpicamente de celebrar actos públicos durante la precampaña. La invisibilidad de sus candidatos ha sido hasta ahora total y ya veremos si no sigue siéndolo incluso durante la inminente campaña. Y tampoco parecen interesados en tener voz en los debates que puedan convocarse.

Saben que su potencial electorado va a votarles por lo que representan y no por el grado de conocimiento o prestigio de sus candidatos. Y su estrategia con respecto a los medios de comunicación está más en la línea Trump que en otra cosa. «Cuanto menos salgamos, menos se nos ve la patita y menos nos arriesgamos a meter la pata», es la consigna. Y llevan razón. Ayer mismo su máximo líder, Santiago Abascal atribuyó a Mariano Rajoy la famosa frase «¡Es la economía, estúpido!», que aupó a Bill Clinton a la Casa Blanca en las presidenciales disputadas a Bush padre en 1992…

   
1 Comentario
01

Por Gurb1980 19:10 - 09.04.2019

Sobre los resultados de 2016, sería necesario que más de un 30% de los votantes del PP votaran a VOX para que éste consiguiera un escaño. esta web permite ver el impacto del trasvase de votos entre partidos: https://www.modelreef.com/ley-dhondt