+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

EDITORIAL: Intoxicaciones por monóxido o gas, crisis y pobreza energética

 

28/12/2014

Apenas ha transcurrido una semana desde el inicio del invierno astronómico y desde la llegada de las bajas temperaturas en la provincia se contabilizan ya treinta intoxicaciones por monóxido de carbono o gas de calefactores, estufas, braseros o calentadores. El incremento del 80% del número de afectados por este tipo de incidencias respecto a periodos anteriores lo relacionan los bomberos de León con los efectos de la crisis económica y, como consecuencia, con la recurrente utilización de aparatos que en muchos casos habían estado en desuso y, en cualquier caso, en malas condiciones.

Aunque no en todos los casos, la relación entre esta situación y la pobreza energética es evidente. Muchas familias, especialmente las más vulnerables, se ven imposibilitadas o al menos tienen grandes dificultades para hacer frente a sus facturas energéticas, más abultadas en estas fechas por el mayor gasto en calefacción, sin dejar de atender a otras necesidades básicas de los hogares. Cáritas, sobre todo, y otras oenegés han venido alertando en las últimas semanas del agravamiento de este problema en la provincia, especialmente expuesta a esta situación por la dispersión y el envejecimiento poblacional y la dureza climatológica.

El número de españoles en situación de riesgo de pobreza energética aumentó en dos millones en sólo dos años, según un informe de la Asociación de Ciencias Ambientales, que además eleva al 17% el porcentaje de hogares que tienen que destinar una cantidad desproporcionada de sus ingresos a pagar facturas de luz y gas, lo que afectaría a unos siete millones de personas. Es la consecuencia de dos fenómenos paralelos: mientras los ingresos se reducen por la crisis, el precio de la energía se dispara. La factura de la luz subió un 60% desde 2007, mientras las rentas bajaron un 8,5%, haciendo que la pobreza energética sea el nuevo drama social tras los desahucios.

 




Buscar tiempo en otra localidad