+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Elogio (muy cauto) a Pablo Casado

 

PANORAMA FERNANDO JAÚREGUI
12/01/2019

Quizá no deba decir que Pablo Casado me ha sorprendido gratamente en los últimos días, porque llevo años insistiendo en que, en mi opinión, es uno de los políticos mejor dotados que he conocido tras su admirado Adolfo Suárez. Quizá deba decir que el aún flamante presidente del PP llevaba unas semanas sorprendiéndome ingratamente, y ahora le veo como renacer de sus cenizas: el pacto en Andalucía, sin hacer demasiadas concesiones a lo que significa Vox, manteniendo al tiempo la alianza con Ciudadanos, es un auténtico encaje de bolillos.

Casado se enfrenta a una convención del PP la semana próxima, una especie de congreso con otro nombre, lleno de trampas, riesgos y también de promesas y alicientes para él. Va a concurrir como el hombre que, con su negociación a tres bandas tan difíciles, ganó Andalucía, ya veremos por cuánto tiempo, pero el caso es que ganó. Y llegará a la ‘cumbre’ de los ‘populares’ con un partido aparentemente fortalecido de su ruptura interna en las anteriores primarias, tras haber superado difíciles escollos en Cataluña, Cantabria, Levante, tras plaza complicadas... entre otras. Verenos si es capaz de llevar a su Convención a personajes como el correoso Rajoy o el caudillista Aznar; eso sería, sin duda, un triunfo de imagen, que es lo que más cuenta en la política de nuestros días.

Vox es un escollo difícil en muchas partes del territorio, entre ellas Madrid, donde Casado aún no tiene a sus candidatos estelares para la Comunidad y el Ayuntamiento. No podrá ganar en solitario: la inactividad, la frialdad y la lejanía de las personas impuestas por Rajoy dejará huella.

No, no soy del PP ni he votado a este partido. Pero la quiebra de los valores es tan grande que hay una rendija orientada hacia la consolidación de valores y del ‘statu quo’: me parece que, como Casado no sé dé cuenta de que estos son sus grandes activos, y se lance a la aventura de competir con la locura de Vox en cuanto a cortar cabezas de inmigrantes, de los que se sienten de alguna manera diferentes, de los desheredados de la fortuna, le irá mal. Porque, por mucho que esté involucionando en este cuarto de hora difícil la sociedad española, que lo está, los grandes, sagrados, principios de la justicia, la equidad, las libertades y la plena democracia saldrán, al fin, fortalecidos, y ay de quien abjurare de ellos.

Casado puede ser un referente, alguien que contribuya a poner fin a este período de volatines políticos. Para ello, tendrá que dejarse de ‘boutades’, de brindis al sol, de sesiones de control parlamentario insultantes y aportar las soluciones eternas, basadas en el consenso, en el pacto, en el acuerdo y en las ideas positivas. Estoy deseando ver qué diablos hace a continuación el señor Casado, para quitar esos paréntesis de cautela que he puesto en mis titulares al elogio a su figura.

   
2 Comentarios
02

Por CHUS 15:26 - 12.01.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

No es de recibo que aún existan comentarios o artículos de esta índole...no es de extrañar que la extrema derecha vuelva rampante a clavar sus garras en la sociedad hispana. Se empieza por Andalucía y se termina por la Coruña, por poner un ejemplo. Que todavía haya artículos de personas supuestamente demócratas que elogien a personajes como Casado, fiel perro faldero de "Asnar" y aliado con la extrema derecha para gobernar en una Comunidad que aunque la Presidenta saliente no era una lumbrera, al menos los gañanes no les aplastaban los "señoritos" desde sus caballos, aunque parece que les gusta visto los resultados electorales últimos

01

Por Pedro 12:38 - 12.01.2019

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Pues para mí, alguien al que por su posición en un partido político le regalan un título de master, nunca podrá ser un referente para lo bueno. Podrá ser un referente de la pillería y el favoritismo, eso sí.

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla