+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

NUBES Y CLAROS

El insuperable Gran Gatsby

 

MARÍA J. MUÑIZ
22/06/2019

El problema es que hasta ahora no se han realizado estudios empíricos sobre la efectividad del gasto público para superar los problemas de desigualdad social, el reto está en llevar a cabo «una gran reforma estructural que peine todo el entramado de las administraciones y consiga que funcionen de forma más eficiente». Mientras tanto, España no sólo seguirá liderando el incremento de la desigualdad social sino que realizará un multimillonario gasto en políticas sociales y redistributivas sin saber por dónde se le van los fondos. Y sin ser capaz de plantar cara a las injusticias que atenazan, cada vez en mayor medida, a un creciente grupo de ciudadanos encadenados a una pobreza de la que es más y más difícil escapar.

Una España atrapada en la ‘curva del Gran Gatsby’: con una creciente desigualdad económica y posibilidades cada vez menores de ascender en la escala social. Es el escenario sobre el que vienen alertando numerosos estudios, y que ayer mismo ratificaba el presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), José Luis Escrivá, en el curso de la Asociación de Periodistas de Información Económica en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo de Santander.

Los últimos informes de esta entidad han sido incómodos y han producido escozores. Como no podía ser menos, tratándose de un organismo de fiscalización al que se le reclama que analice profesionalmente distintos ámbitos y haga recomendaciones de ahorro y mejora de eficiencia. «La baja calidad de nuestras instituciones está generando desigualdad e injusticia», advierte Escrivá, para quien «lo público es fundamental para que el país funcione».

Pero en gran medida no es así. Las administraciones públicas se resisten a hacérselo mirar, y las mastodónticas dinámicas institucionales son una traba insalvable para una mejora que conllevaría ahorro y eficiencia. Nada que perder y todo que ganar. Los ejemplos son muchos: copago sanitario que penaliza a los activos que cobran menos que muchos pensionistas; estudiantes cuyas becas no son gestionadas ni aprobadas (mucho menos pagadas) hasta meses después de haber realizado los gastos,... ¿No se puede mejorar? A menudo incluso sin coste. Pero el Gran Gatsby sigue alimentándose de la desidia institucional. Incomprensible.





Buscar tiempo en otra localidad