+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

PENSAMIENTO CIRCULAR

Picos, el regional, y su eterna espera

 

MARÍA CARNERO
19/04/2019

El Parque Regional de Picos de Europa, o más bien, los doce municipios que están bajo el paraguas de su figura de protección, llevan demasiados años esperando por demasiadas cosas ya.

El último ‘plantón’ ha venido por el fracasado intento de la Junta de Castilla y León que lleva tres años mareando la perdiz con el cambio de nombre del parque —que pasará a llamarse Montaña de Riaño y Mampodre—para que, entre otras cosas, no se confunda con el Parque Nacional de Picos de Europa en las pocas oportunidades promocionales que tiene este espacio protegido que, por ciento, no tiene nada que envidiarle a su hermano mayor, ni en belleza, ni en recursos ambientales, ni en potencial turístico, que lo tiene y mucho.

Hace un par de meses publicamos la queja de los vecinos de Babia y Luna cuyo parque —en este caso natural—, llevaba siete meses sin director y dos años sin celebrarse el Patronato, órgano de carácter consultivo y de representación en el que se debaten todos los proyectos y reivindicaciones de los espacios protegidos.

Pues Picos de Europa, lleva sin director más de una década, desde que se marchó Miguel Rey, y sin junta rectora unos siete años, tal y como nos recordó en forma de denuncia en las redes sociales una de las personas que más luchó hace años contra las pistas forestales que atraviesan en parque y que, entre otras muchas cosas, ayudaron a que el urogallo cantábrico desapareciera definitivamente de estos parajes.

El increíble potencial turístico de esta zona, al que se le ha sumado la moda de la observación de especies en libertad, que ha puesto a Riaño en el top ten de los destinos internacionales del ecoturismo, con visitantes que vienes desde Alemania o Japón cámara y prismáticos en mano, lleva años esperando una regulación que ayude a evitar los posibles conflictos entre este ecoturismo y la caza, y que ponga límites a esta intromisión consentida en el mundo animal. No será la primera vez que mientras los turistas observan embelesados a lobeznos en libertad se encuentren en medio del fuego cruzado de los cazadores.





Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla