+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

O pueblo o partido

 

NUBES Y CLAROS MARÍA J. MUÑIZ
09/02/2019

La lucha de las cuencas mineras, la verdadera, empieza ahora. Queda todo por ganar y nada por perder. Con prebendas frente a otros territorios igual de arrasados en lo poblacional y económico, sin políticas financieras similares que llevarse a la economía ni a las arcas públicas. A las comarcas mineras les quedan dos caminos, una vez certificado el DEP de lo conocido: plantarse como las vacas mirando al tren, a ver qué cae ahora; o remangarse y no dejar escapar ni una de las posibilidades financieras e inversoras que se les ofrecen. Salvo escasas y honrosas excepciones, el panorama ex minero se encuentra aún en la primera fase. Pero no queda mucho tiempo para reaccionar.

Las cuitas en candelero, con cargo al pasado incumplido, denotan un latido débil y temeroso en quienes tenían que estar a toda máquina forzando las herramientas disponibles. El reiterado incumplidor Instituto del Carbón (Gobierno de uno y otro signo es) insiste en trampear los compromisos firmados y negar a la Junta de Castilla y León el dinero que ha adelantado en nombre del Estado para ejecutar infraestructuras mineras que, de otra forma, no se hubiesen realizado. Mientras, entre las consejerías autonómicas se tejen telas de araña que enredan y gangrenan directrices y estrategias. Pierde el erario público y la fuerza de la reclamación.

Las cuentas que pelean (ya en los tribunales) Junta y Gobierno se remontan a lo que hubo de ejecutarse en los planes mineros entre 1998 y 2012, aún andamos en esas. Sin resolver aquellos incumplimientos, cae un silencio inexplicable, torpe y, al fin, cómplice en la defensa del reparto de fondos mineros que tenían que estar ejecutados hasta el año pasado, y cuya adjudicación adelanta un nuevo agravio para León. Mientras, comienza un nuevo marco de ‘transición justa’ que fía buena parte de la inversión al compromiso de la iniciativa privada hasta 2027. Si ni está resuelto lo de 2005, repartido lo de 2013... ¿qué y para cuándo esperar de lo pendiente?

¿Dónde están? Ayuntamientos, ciudadanos, sindicatos,... Quienes tenían que tener ya el grito en el cielo y la vista en el porvenir; pero parecen atados al inútil y protector estupor, la indolencia o el acomodo de la rentabilidad propia, respectivamente.

Vienen meses interesantes. Para todos. No pocos tendrán que elegir entre defender al pueblo o agachar la cerviz ante el partido. Que cada uno se retrate.



Buscar tiempo en otra localidad

/* FLIP */
   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla