+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

león en verso

Vienen curvas

 

luis urdiales
13/03/2019

Menos mal que acudió Zidane con los pantalones de cuello vuelto a distraer la atención de esa irrupción estelar del centrismo; inesperada para el fan de la política moderada que abre un sobre del Fifa Player y le salen de golpe Garicano, Villegas y Girauta. Parece mentira, pero hay gente en León que no pegó ojo desde el viernes a cuenta del aroma a puchero quemado en la cocina de C,s en Valladolid, que el aire de los egos mediáticos del mediodía empujó al norte.

Al norte de Castilla, que es noroeste de España, tan de moda ahora, cuando empieza a entender, al fin, cómo le birlaron el futuro desde hace años. De este cuento del recuento deben tomar nota quienes estén interesados en depositar el voto el próximo mes de mayo en la urna naranja, para que sepan de antemano que su utilidad no va a ser la misma que en el caso de que se elija la opción de centro escorado y reformista en el mes de abril. A ver si creen que facturan la papeleta para picar carne y resulta que terminan por emplearla para embutir chorizos. Por lo demás, sobran las sorpresas y el oh! de fondo que suele epatar a los burgueses en cualquier corrillo que deglute chismorreos.

Sólo falta que se pongan ahora a tirar piedras los mismos que tuvieron que llamar a Cosculluela para que pinchara la burbuja del censo de afiliados en el PSOE leonés, en la antepenúltima treta del divide y vencerás en la larga carrera de obstáculos que se deben superar para llegar a Aravaca. Las elecciones se suelen ganar, también, antes de convocarlas; sobre todo, si están prietas las filas y contados los garbanzos con los que se va a hacer el cocido; con los cartones de carné de militante o con un ordenador y una IP desde la que pulsar la tecla hasta poner el dedo índice como la clavícula de un lego. Bienvenidos a la nueva política que consiste en quítate que me pongo.

El problema siempre se origina cuando los que no quieren salir se niegan a abrir hueco a los que desean llegar. Hay pocas sustancias que resulten tan adictivas como el tufillo a recién estrenado del asiento de atrás de los coches oficiales. Se palpa la tensión en horas previas a una campaña que se prevé cruenta; a uno de los aspirantes a la taifa le ha dado por mentar a la madre de un periodista que le aprieta las tabas cada vez que visita León; con tal actitud de camino al poder, que Dios nos valga si llega a tocar pelo.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla