+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

EL CORRO

Voto urbano vs. voto rural

 

PEDRO VICENTE
14/05/2019

Hasta cierto punto, con determinadas salvedades, el resultado de las pasadas elecciones generales puede ser extrapolable al de las próximas autonómicas. Hay dos factores que permiten dicho ejercicio. Uno es la alta coincidencia de las fuerzas políticas en liza y el otro que la contienda se dirime en idéntica circunscripción provincial. Aún así, en lo que se refiere a Castilla y León sucede que, a diferencia de los comicios del pasado 28-A, Podemos e IU concurren ahora por separado. Y específicamente en León, está el hecho diferencial de la Unión del Pueblo Leonés, ausente de las elecciones generales. Sopesado todo lo anterior, se confirmaría que el PSOE volverá a ser la fuerza más votada el 26-M en Castilla y León, seguido de un PP nuevamente relegado al segundo lugar, bastante por delante todavía de Ciudadanos y a mayor distancia aún de Vox, que por su parte superaría tanto a IU como a Podemos.

Una extrapolación de ese tipo es inviable con respecto a las elecciones municipales, en las que la circunscripción es cada municipio y la proliferación de candidaturas de ámbito provincial y local conforma en cada lugar un mapa político propio e intransferible. A ello se añade el tirón personal del candidato a alcalde, factor que se superpone al tirón de la marca general de cada una de las opciones. Por ello no hay extrapolación que valga y tampoco sirven sondeos de brocha gorda. Hay que hacerlos con una amplia base de encuestas en cada población para poder aproximarse a los eventuales resultados electorales.

En Castilla y León, el PP de Alfonso Fernández Mañueco espera mejorar el 26-M los desastrosos resultados del PP de Pablo Casado en las generales. Aparte de recuperar por la vía del «voto útil» parte de los electores fugados a Vox, confía en que su sólida implantación en el medio rural amortigüe ese fuerte batacazo. Mañueco está basando mucho su campaña presentando al PP como el partido más identificado con el mundo rural y el sector primario, y parte con la ventaja de ser la fuerza política con capacidad para presentar candidaturas hasta en las aldeas condenadas más pronto que tarde a su desaparición (el balance que pude presentar el PP, y más en concreto la Junta, en materia demográfica no es precisamente como para andar sacando pecho…)

Puede que esa fuerte implantación rural palíe en parte el desplome del PP y que incluso le permita salvar de la quema alguna de las diputaciones provinciales bajo su control. Pero si hace cuatro años no consiguió mayoría absoluta en ninguna de las 15 poblaciones más importantes de Castilla y León, el crecimiento en voto urbano registrado por Ciudadanos y la irrupción de Vox tienden a colocar al PP en una situación aún más precaria en esos municipios. El voto rural no deja de constituir una inmensa minoría frente al voto urbano. Incluso en Castilla y León.





Buscar tiempo en otra localidad

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla