+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Amenazada y desconocida

Agentes Medio Ambientales de León recogen más de 500 muestras del desmán, una especie al borde de la desaparición por la degradación del agua y los bosques y por el visón americano.

 

Un agente de la Junta de la zona de Riaño, con un tubo de análisis con muestras de desmán. - RAMIRO

maría carnero | león
26/01/2015

Desde el año 2012, las administraciones han unido sus fuerzas para salvar una de las especies endémicas más primitivas de la península y que en estos momentos se encuentra gravemente amenazada. Según datos de Cesefor, el desmán ibérico se da prácticamente por extinguid en el Sistema Centran y ha sufrido una drástica disminución en la Cordillera Cantábrica, lo que supone perder una especie con unas excelentes cualidades indicadoras del estado de degradación de los hábitats que ocupa.

El proyecto LIFE+ Desmania está cofinanciado al 50% por la Comisión Europea en el marco del programa LIFE+ y se desarrollará hasta el 2016 en áreas Red Natura 2000 de las provincias de Ávila, Palencia, León, Zamora, Salamanca y Cáceres. Está coordinado por la Fundación Biodiversidad y cuenta como socios con el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, la Junta de Castilla y León, la Junta de Extremadura, Cesefor, la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, Somacyl y Tragsatec. Participan como cofinanciadores el Ayuntamiento de Valencia de Don Juan y la Mancomunidad de Municipios del Sur de León y cuenta con el apoyo de las Confederaciones Hidrográficas del Miño-Sil, Tajo y Duero, centros de investigación y asociaciones de pescadores.

El desmán ibérico (Galemys pyrenaicus) es un pequeño mamífero insectívoro semiacuático que se distribuye exclusivamente por la mitad septentrional de la Península ibérica hasta Pirineos (incluyendo las vertientes francesas y andorranas). Las poblaciones del Sistema Central (límite meridional de su distribución mundial) son las más amenazadas, incluidas en la categoría de en peligro de extinción dentro del Catálogo Español de Especies Amenazadas. Los principales enemigos de la especie tienen que ver con causas que llevan a la degradación y fragmentación de su hábitat, y son principalmente de origen antrópico como la contaminación de las aguas, detracciones ilegales o incontroladas, degradación de los bosques de ribera, la presencia o creación de barreras artificiales y la expansión del visón americano.

En la provincia de León, los Agentes Medio Ambientales de la Junta de Castilla y León han realizado más de 250 estaciones de muestreo y recogido más 500 muestras de indicios para su posterior análisis en la primera fase de este proyecto, con el que se pretende dar un poco de luz sobre este especie, profundamente desconocida, y que está abocada a la desaparición si no se adoptan las medidas necesarias para su conservación.

El objetivo principal del proyecto es invertir la tendencia negativa de las poblaciones desmán en la península ibérica. Para alcanzar con éxito este objetivo los esfuerzos del programa se centran en conocer y analizar la distribución de la especie y su regresión poblacional.

Las referencias y datos existentes en el área de estudio indican una regresión de la especie en el área de proyecto lo que es necesario conocer con precisión para establecer las pautas de recuperación. De igual manera el análisis del estado de los hábitats que el desmán ocupa o puede ocupar es necesario ya que formulará la información suficiente sobre las amenazas que tienen los propios hábitats y que la falta de la especie así lo indica. El conocimiento de las amenazas y sus causas, las cuales retraen la especie y la aísla en relícticas unidades poblacionales, es necesario para determinar las acciones de conservación concretas necesarias para paliar la situación.

Otro de los objetivos se centra en incrementar la información sobre la especie en Castilla y León, ya es una de las grandes desconocidas. El conocimiento limitado sobre la biología, ecología y etología de la especie en la región precisa de más datos sobre su territorialidad, alimentación, reproducción y comportamiento respecto a amenazas naturales y no naturales. De igual forma el aislamiento de las poblaciones y su reducido tamaño ha podido propiciar una evolución genética diferente entre las distintas poblaciones.

Después de recopilar toda esta información se buscará la forma de incrementar las poblaciones de la especie. Para conseguirlo, en los tramos de ríos donde existen poblaciones se procurará la conexión de las unidades poblacionales.

La conexión ínter-poblacional mediante la eliminación de barreras u obstáculos en una misma unidad territorial facilitará el movimiento de ejemplares en la misma. Las discontinuidades longitudinales y transversales en los cauces y en los hábitat colindantes (algunos de ellos prioritarios) provocados por la antropización del medio, ha producido alteraciones notables en los hábitats ocupados por el desmán y en la propia especie, lo cual ha llevado a cambios en su distribución.

Las detracciones de agua y su uso no sostenible limitan la presencia constante de un caudal ecológico de agua en los ríos, suficiente para mantener la biodiversidad en los mismos, garantizando así la supervivencia de ciertas especies y el mantenimiento de la cadena trófica, lo que provoca la ausencia del desmán en estos tramos.

Otro punto importante en este capítulo es el de la mejora del estado de los hábitats prioritarios y especies relacionados con el desmán.

Los hábitats prioritarios relacionados con la especie son objeto de diversas alteraciones producidas por la antropización del medio, lo cual incide de forma directa en la especie, tanto en su biología como en su distribución. Por ello es necesario actuar para atenuarlo, cumpliendo un doble objetivo como es la persistencia y conservación de la especie y de los hábitats que le son característicos.

El desmán tiene un doble efecto como bioindicadora y especie paraguas para otras, ya que su presencia además de indicar una calidad excelente del medio, lleva consigo la aparición de otras especies. Por lo cual el cumplimiento de este objetivo es doble: mejora de los hábitats y por consiguiente del resto de las especies que en ellos habitan.

Por eso, también se tratará de atenuar la afección de amenazas naturales que inciden en la distribución de la especie.

Según Cesefor, la aparición del visón americano (neovison vison) como depredador alóctono propicia un impacto ya reconocido y añadido a la especie, así como al resto de las especies que comparten el mismo hábitat, ya que favorece una regresión en la biodiversidad donde la especie está presente, por ello es necesario atenuar las consecuencias de su presencia mediante la reducción de su población y estableciendo puntos de contención.

De igual forma otras amenazas como la didymosphenia geminata impactan de forma indirecta en la especie, ya que su presencia retrae la presencia de macro invertebrados bentónicos, alimento básico del desmán, limitando su distribución. Su presencia limita la ejecución normal de ciertas actuaciones puesto que obliga a realizarlas con precauciones especiales

Entre las acciones inmediatas que se están lavando a cabo para recuperar la especie figura la elaboración de un censo que determine su distribución actúa, así como la mejora de la continuidad longitudinal y transversal en los cauces. Para ello se procederá a la eliminación de azudes, presas y puertos naturales no autorizados, y limitar la extracción de áridos de los cauces.

También se restaurará la cubierta vegetal mediante repoblaciones, revegetaciones o plantaciones de enriquecimiento de su hábitat y se controlarían y eliminarán, previo estudio de su amenaza, las especies alóctonas.

Por último se aminorará las afecciones naturales de los ríos, ñas fitosanitarias y se establecerá un modelo de gestión sostenibles de los hábitats mediante el mantenimiento de actividades tradicionales.