+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

PROVINCIA ■ LA GESTIÓN DEL AGUA

Los desembalses dejan escapar un 20% de la capacidad del Luna

El agua sobra sólo cinco meses después de que el embalse fuera el más vacío de España

 

Una vista parcial del embalse de Los Barrios de Luna pocos días antes de iniciar los desembalses. MARCIANO PÉREZ -

A. DOMINGO| REDACCIÓN
30/04/2018

El desembalse de agua que en la presa de Los Barrios de Luna que comenzó el 9 de abril, ha dejado escapar un total de 54,76 hectómetros cúbicos (34 hm3) de agua o, lo que es lo mismo, 54.766.659.700 litros, hasta las 00.00 horas de ayer. Es decir, cerca de una quinta parte de la capacidad total del embalse —en concreto, el 17,77%—, que al menos se ha podido aprovechar para la generación de electricidad, aunque no para el abastecimiento ni el regadío.

León ha perdido sólo de esta presa agua suficiente para llenar los proyectados embalses de regulación lateral del Órbigo —La Rial y Los Morales, que suman 34 hm3— y, aún así, dejar que otros 20 hectómetros se marchen río abajo, en un sistema de explotación hidrológica tradicionalmente deficitario en recursos, en el que la última sequía causó los mayores daños a la agricultura de la provincia junto a la vega del Tuerto e incluso llegó a hacer temer por el abastecimiento de agua a la ciudad de León, a cuyo Ayuntamiento se solicitó la adopción de medidas de ahorro de agua.

El vaso del embalse del río Luna fue el que menor agua contenía en el país el pasado otoño en términos porcentuales, con un 4% de llenado. De hecho, se convirtió en el icono de una época de carestía de agua que se prolongó durante año y medio. Tanto fue así, que la organización ecologista Greenpeace aprovechó el desolador escenario que presentaba el pantano a finales de noviembre para desplegar la mayor pancarta que ha mostrado en España —colgada del puente de Fernández Casado, en la autopista León-Campomanes (AP-66)—. «Mala gestión=sequía», se leía en una lona de 1.500 metros cuadrados a la que quizá el agua no dejase hoy espacio, al situarse el embalse por encima del 93% de su capacidad.

La sucesión de borrascas a lo largo del invierno —que dejaron precipitaciones en forma de lluvia y nieve— obligó a aumentar el volumen de salida de los desembalses leoneses de la cuenca del Duero ya en marzo. Villameca fue el primero en tener que hacer sitio a las aportaciones que le llegaban. Pasada la primera semana de este mes, le siguieron Los Barrios de Luna, Porma y Riaño, después de que se hubiera alejado definitivamente la posibilidad de restricciones de agua para uso agrícola en la campaña de riego de este año, algo por lo que muy pocos hubieran apostado este otoño.

Pero resultaría injusto cifrar sólo en esos 54,7 hectómetros cúbicos la cantidad que se ha marchado río abajo en este año de cielos generosos. El presidente del Sindicato Central del Embalse de Los Barrios de Luna, Ángel González Quintanilla, apuntó ayer que por el Órbigo se ha perdido la cantidad que no se puede embalsar del Luna más las aportaciones del río Omaña, que aporta al primero, por debajo del embalse, un mayor caudal que el que llega del Luna, explicó. En su opinión, «tanta agua o más» de la que se ha contabilizado del embalse se ha marchado sin aprovechamiento alguno.

Regulaciones

González Quintanilla compareció el día 18 de abril en calidad de presidente del sindicato central ante la Comisión de Agricultura del Congreso de los Diputados, dentro de los trabajos de ésta sobre el Pacto Nacional del Agua. El presidente de la comunidades del Órbigo apuntó ante los miembros de la comisión la necesidad de mayores regulaciones en España, ya sean «embalses, balsas o presas, con el fin de mantener toda el agua posible» para los años secos.

Quintanilla propuso a los diputados «una mayor agilidad en los trámites medioambientales» precisos para la construcción de estas infraestructuras para la agricultura, algo en lo que, según dijo, mostraron su acuerdo los parlamentarios.

Los primeros trámites para el estudio de impacto ambiental de la presas de La Rial y Los Morales se realizaron en 2013 y el año pasado se interrumpió la tramitación. Tras retomarse los trabajos, técnicos de ministerio preparan la declaración de impacto ambiental, que se espera conocer en breve.



PUBLIRREPORTAJE

Residencia de mayores El Portillo

Con 105 plazas, la mejor asistencia y todos los servicios, la residencia cumple 22 años en los que ha formado una gran familia. Hoy celebra la fiesta en honor a la Virgen del Carmen



Buscar tiempo en otra localidad