+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

El empresario de la polémica

 

18/10/2012

La vida empresarial de Victorino Alonso (La Vid de Gordón, 1952) es una suma de entramados de operaciones y empresas marcados por el denominador común de la polémica y los conflictos. Ingeniero de Minas por la Universidad de Oviedo y tercera generación de una familia de empresarios mineros, ya desde sus primeros pasos ha sido azote de jueces e investigadores. A finales de los 80 se declaró insolvente, con 40 acciones de Hullas de Barruelo y un ciclomotor. Llegó a decir que vivía de las propinas de su padre.

Sin embargo, una investigación de la Unidad contra el Fraude Fiscal tras la compra de la Minero Siderúrgica de Ponferrada (entonces en concurso de acreedores y en manos de Caja España y el Banco Exterior) le colocó en el centro de un complejo entramado de 30 empresas con un valor entonces (mediados de los 90) de 20.000 millones de pesetas, y cuyos movimientos superaban los 40.000 millones de pesetas.

Pero era sólo el inicio del despegue de la gran aventura empresarial que le ha llevado a ser el principal empresario minero del país. Desde el 2006, presidente de la patronal del sector, Carbunión.

Su escalada en la compra de compañías mineras (muchas de ellas en quiebra y hoy cerradas) y su «escalada» también en la gestión de las ayudas al sector del carbón, llevaron en los 90 al entonces secretario de Estado de Industria, Nemesio Fernández Cuesta, a reclamar que aclarara «las inexplicables cuentas de sus empresas». Un complejo entramado societario hoy extendido a actividades inmobiliarias, industriales, de obra pública e incluso medios de comunicación.

Sonados han sido sus juicios, como el que inició Unión Fenosa acusándole de vender carbón importado como autóctono; o los que han llevado al mismo Reino de España ante la UE por las irregularidades de sus cielos abiertos.

Hoy el Grupo Alonso (Coto Minero Cantábrico y Unión Minera del Norte) controla la minería privada en León, Asturias y Palencia. Muchas veces se le ha acusado de controlar las protestas mineras en defensa de sus intereses.

La minería es hoy sólo una parte de un imperio empresarial: Comile, Ferpi, ATP, Roscalsa, Universal Beximport, Elbeida, Financial Investment Corporation, Peninsular y Contratas, Norfesa, Movexin, Minercal, Vencova, Tebsa, Exconci, Roel Hispánica,...

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla