+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

EL VUELO DE MANOLITO

Evacúan un toro en helicóptero en Picos de Europa para curarlo

Un helicóptero rescata de Vega de Liordes a una res enferma para evitar su sacrificio

 

Manolito es izado por el helicóptero - DL

Curas del toro en Vega de Liordes - DL

A. DOMINGO | REDACCIÓN
21/08/2014

Recurrir a un helicóptero para salvar la vida de un semental es de película. Quizá de serie B, pero la historia no está mal para la sobremesa. El matrimonio de Posada de Valdeón formado por José Redondo e Irene Sadia, que crían once reses de vacuno en Posada de Valdeón, lo consiguió y Manolito, un toro de raza ‘limousin’ herido en la pata trasera derecha, evoluciona favorablemente desde que bajó de Liordes volando.

 

En casa de José Redondo e Irene Sadia, vecinos de Posada de Valdeón, el ganado es una ayuda a la economía familiar y Manolito, el toro que rescataron en helicóptero, es alguien muy especial en la familia, lo suficiente como para sacarlo volando cuando la evolución de una infección en la pata trasera se aproximaba a la solución final: el sacrificio del animal.

«Todos los años las vacas suben en verano a Liordes, a unos 1.800 metros de altura, donde sólo es posible subir a pie, y como el toro pesa mucho se mancó hacia el 20 de junio. Al principio esperaba que la mejoría con el tiempo, pero no fue así. Cada cuatro días había que subir a curarle y es una hora andando», relataba José Redondo. Así hasta la semana pasada, cuando supo que un helicóptero iba a subir el sábado víveres al refugio de Collado Jermoso y materiales para arreglar una casa de pastores.

El ganadero quiso aprovechar la ocasión. Pero que vuele un toro de 850 kilos —ha perdido peso por la enfermedad— no fue sencillo. Las normas de seguridad obligan a utilizar un arnés determinado que no había manera de encontrar: «Se lo pedimos a los bomberos de Asturias, pero con eso de que es otra comunidad autónoma no lo soltaban». Entonces comenzaron las gestiones por encontrar el amarre «y llegaba el puente, era día el 14». Llamamos al Seprona, a los bomberos de León... y hasta intercedió el alcalde de Oseja de Sajambre», Antonio Mendoza, sin que apareciera el dichoso equipo, hasta que el cuerpo asturiano cedió «al ver que, si no, se moría el toro».

Y entre los viajes al refugio y la cabaña, subió personal para dormir al macho, que, luego, tardó «siete minutos» en volar de Liordes al prado de Santa Eulalia. Desde allí, viajó a Posada «en una carroceta, por una pista forestal. Fue complicado, porque se le pasó el efecto de la anestesia». Ya en casa, una pluma descargó al animal, que recibió atención de un veterinario de Sabero el lunes.

Final feliz: Manolito, valorado en unos 3.000 euros, se salvó, Redondo que en León haya un arnés para estos casos, agradece la ayuda recibida y guarda un secreto: el precio del billete.






Buscar tiempo en otra localidad