+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

La patrona de la villa y otras valiosas piezas volverían a casa

 

27/10/2011

Las tallas que hoy son objeto de la polémica, salieron del Santuario de La Peregrina en 1946, antes de iniciarse las primeras obras de restauración del templo, para ser custodiadas por las Madres Benedictinas en su museo del convento de San Benito. La pieza más importante de la colección, según el investigador e historiador, Vicente M. Encinas, es la imagen de Nuestra Señora del Refugio, más conocida como la «Virgen Vestida de Peregrina» o también la «Roldana», en alusión a su autora Luisa Roldán, que talló esta hermosa pieza en el siglo XVII. Esta talla sólo cuenta con la cara de la virgen, las manos, los pies y la figura del niño, el resto es un soporte cubierto de un cuidado vestido.

Otra de las obras más importantes es la del Cristo al que, según la leyenda y la creencia de los facundino, le crece el pelo cada año y se le mueven los ojos. Esta imagen, presidió durante años la capilla de Los Calderones, a mano izquierda de la entrada del templo. Otra figura es la de San Francisco y un monje benedictino abrazándose. Esta escultura, fechada después del siglo XVI se encontraba en el altar mayor, encima de la imagen de la Virgen.

La colección se completa con una serie de ternos, casullas y demás objetos de culto como navetas, de las iglesias de los pueblos cercanos, así como valiosas pinturas.

Todas las obras están perfectamente documentadas e inventariadas por las monjas, desde que el obispo Luis Almarcha, pusiera a su recauda la mayor parte de las actas registradas como custodia bajo inventariado disponible en la comunidad.





Buscar tiempo en otra localidad