+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Luz y calefacción acaparan el 60% de ayudas sociales en los pueblos

Villaquilambre y La Bañeza, los Ceas que más solicitudes presentaron en 2015 a la Diputación.

 

(Click sobre la imagen para ampliar) -

28/03/2016

m. carnero | león

Pagar las facturas de la luz, de la calefacción, cumplir con el alquiler de la casa o de la hipoteca, o simplemente hacer frente a los gastos de alimentación y vestido, ahoga todos los meses a muchos leoneses que viven en el área rural de la provincia.

Por este motivo, la Diputación de León, a través de las prestaciones económicas para necesidades básicas en situaciones de urgencia social (AUS), tramitó el año pasado un total de 337 solicitudes en toda la provincia. De ellas 294 fueron finalmente concedidas y 43 denegadas. Estas ayudas suponen un desembolso de 279.613 euros, de los que el 65 por ciento es aportado por la Junta de Castilla y León y el resto por la institución provincial.

El pago de los gastos de mantenimiento de la vivienda, es decir, la luz y la calefacción, acapara el 60% de las solicitudes, seguidas del alquiler de vivienda, manutención y vestido, pago de la hipoteca, cuidados relacionados con la salud (gafas, prótesis, audífonos...), reparaciones de vivienda y otros conceptos.

Las 294 solicitudes aprobadas se refieren a varios conceptos, ya que una misma persona pide ayuda para hacer frente a varios gastos a la vez. Esto significa que a pesar de que el número de peticiones aceptadas por la Diputación no llega a las trescientas personas, estas ayudas benefician a cerca de mil vecinos de las zonas rurales, de los cuales 234 son menores de edad.

Las más beneficiadas

Las ayudas se tramitaron a través de los Ceas (Centros de Acción Social) repartidos por toda la provincia.

El de La Bañeza, que comprende 24 municipios, es la que más solicitudes registró con 48, de las que tres fueron denegadas. De estas ayudas, que ascienden a 22.891 euros, se beneficiaron 110 personas. En Astorga, que agrupa doce municipios, se tramitaron 34 ayudas, 21 de ellas aprobadas, por 11.518 euros, que aliviaron a 45 personas. Bembibre, con cuatro municipios, presentó 17 peticiones, todas concedidas, por 18.108 euros que llegaron a 44 personas.

Boñar, Ceas que agrupa a siete pueblos, tramitaron dos AUS, una de las cuales fue denegada. Esta ayuda, que se pidió para hacer frente a un alquiler con 535 euros, benefició a una sola persona. En el caso de La Cabrera, formada por cuatro municipios, solo se tramitó una ayuda, que finalmente fue denegada.

Cacabelos, con cinco municipios, presentó 21 solicitudes, tres de ellas denegadas, por 23.240 euros, que llegaron a 48 personas. Los once municipios de Cistierna canalizaron doce peticiones, cuatro de ellas sin éxito, por 5.505 euros, destinados a 23 personas.

Fabero, con tres municipios, tramitó 18 ayudas, dos denegadas, que suman un 11.830 euros que beneficiaron a 27 personas.

El Ceas de La Magdalena, formado por once pueblos, presentó 27 AUS, tres rechazadas, por 21.364 euros que ayudaron a 45 personas. Villaquilambre, compuesto por seis municipios, tramitó 40 ayudas, de las cuales se tumbaron tres. Las personas que se beneficiaron de los 33.168 euros concedidos fueron 101.

En La Virgen del Camino, con ocho municipios, se formalizaron doce solicitudes y sólo se denegó una. Los 13.233 euros concedidos beneficiaron a 30 personas de este Ceas. Matallana, con seis municipios, registró doce solicitudes, tres de ellas frustradas, por 8.800 euros, que llegaron a 25 personas.

Mansilla de las Mulas, que comprende diez núcleos rurales, tramitó dos ayudas, una de ellas denegada, por 1.020 euros que beneficiaron a dos personas. El Órbigo, con nueve pueblos, tramitó siete ayudas, todas concedidas, por 11.220 euros, que llegaron a 22 vecinos de la zona.

Riaño, con siete pueblos, presentó sólo una petición por 1.620 euros para pagar el alquiler. El Ceas de Sahagún (17 municipios), tramitó una ayuda por 1.499 euros para manutención que benefició a dos personas.

Los diez pueblos de Santa María del Páramo formalizaron siete peticiones, todas aceptadas, por 6.191 euros, para 16 vecinos.

Toreno, con tres pueblos, llegaron 16 peticiones, una denegada, por 19.901 euros, para 43 personas. Torre del Bierzo, Ceas con cuatro municipios, tramitó seis AUS, todas concedidas, por 4.214 euros que beneficiaron a 17 vecinos. Los 26 municipios de Valencia de Don Juan Sumaron 16 solicitudes, todas concedidas, por 19.975 euros, que llegaron a 42 personas. Vega de Espinadera, con cuatro municipios, formalizó 18 peticiones, tres de ellas denegadas, por 19.805 euros, que ayudaron a 57 habitantes.

Por último, los dos municipios de Villablino formalizaron 19 solicitudes de las que una fue rechazada, por 23.968 euros, que aliviaron la situación a 46 personas.

Dos tipos de prestaciones

Respecto a las partidas presupuestaria que existen para financiar estas peticiones, hay que diferenciar dos líneas distintas. Por un lado están las prestaciones económicas para necesidades básicas en situaciones de urgencia social, denominadas coloquialmente como ‘de tramitación ordinaria’, y por otro, destacan las destinadas a prestación extraordinaria frente a situaciones de deuda hipotecaria.

Durante el pasado 2015, de las 294 ayudas aprobadas 264 corresponden a las llamadas ayudas ordinarias, con un gasto comprometido de 254.949 euros, mientras que se han concedido 32 solicitudes extraordinarias por un importe de 14.663 para el pago de hipotecas. Con estas ayudas se ha evitado que se lleguen a embargar inmuebles a las familiar que no pueden hacer frente al pago mensual que requiere su entidad bancaria.

De las solicitudes aprobadas (294), 79 de ellas han sido presentadas por unidades familiares constituidas por un sólo miembro, de los que 50 son hombres y 29 mujeres.






Buscar tiempo en otra localidad

   
2 Comentarios
02

Por tauro1005 9:29 - 29.03.2016

Estamos en el Estado del MALESTAR. Peor que en la post-guerra. Tanto como se criticó al Régimen Franquista por el Auxilio Social y si no fuera ahora por Cáritas, muchas Familias morirían de HAMBRE. Mientras no se suprima de un plumazo el 80 por cien de la nómima del Estado, nos seguiremos hundiendo en el pantano de arenas movedizas en el que nos han metido tantos golfos y sinvergüezas que deberían de estar en SIBERIA. Gracias.

01

Por Pin. 14:26 - 28.03.2016

¡¡Y no hay pobreza en España, sr. Rajoy!!