+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Pobladura recupera la tradición de los mayos, perdida desde la Guerra Civil

Los dos pinos, de siete metros de altura, permanecerán expuestos todo el mes

 

Los mozos de Pobladura colocaron ayer los mayos. - norberto

pilar infiesta | sariegospilar infiesta | sariegos 01/05/2010

La localidad de Pobladura del Bernesga recuperó ayer la tradición de colocar los mayos como saludo a la primavera y acto social entre los vecinos. Para la ocasión se eligieron dos pinos de casi siete metros de altura, adornados con dos muñecos que representan a un hombre y a una mujer.

Los impulsores de la iniciativa son integrantes de la asociación sociocultural La Panzuela, que se esfuerzan en promocionar la etnografía y la historia del municipio. Según explican, los muñecos fueron confeccionados por los niños del pueblo con telas toscas y un relleno de paja. María del Mar Ordóñez también recuerda que «los mayos constituyen una costumbre ancestral para celebrar, después del duro invierno, la llegada de la primavera, las flores y el buen tiempo. Tradicionalmente, en Pobladura los colocaban los mozos el 30 de abril y permanecía como símbolo durante todo el mes de mayo».

Según su documentación, los mayos dejaron de pinarse en la zona en 1936, coincidiendo con la contienda de la Guerra Civil. La asociación los recuperó hace cuatro años «con un carácter exclusivamente social y de vecindad», matiza. De hecho, junto al izado de los pinos ayer se repartieron pastas y mistela entre los asistentes.

La Panzuela también se ha volcado en recuperar la fiesta de San Isidro y el Corpus. En la primera, el próximo día 15, habrá una exposición de fotografísa antiguas de los años 60, 70 y 80. Después de la misa se entregará escabeche y vino a las personas que acudan como antaño a festejar al patrón de los labriegos, una actividad a la que se dedicaban los pueblos del municipio.

El día 6, el Corpus. El Corpus se efectuará el 6 de junio con una procesión por tres calles adornadas con flores por el suelo. En las ventanas y balcones de las casas se exhibirán las colchas morunas y las fachadas se cuajarán de piornos.

La asociación organiza, además, conferencias y cantos leoneses de Navidad, una costumbre arraigada en la provincia, que realizaban las mozas y las niñas de los pueblos y que, se recuperó hace cuatro años tras 67 años sin realizarse la actividad en la localidad. Gracias a un trabajo de investigación, se realizó con la letra original.