+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

todo un tesoro

El potencial chopero de León alcanza los 217 millones de euros

La provincia lidera la producción de esta madera en Europa con 19.385 hectáreas plantadas.

 

El potencial chopero de León alcanza los 217 millones de euros -

maría carnero | león
20/03/2019

Su rápido crecimiento, en relación con otras especies, y su facilidad de su reproducción , hacen que el chopo se haya convertido en el recurso forestal por excelencia en Castilla y León. De hecho, la comunidad aporta el 65% de las cortas realizadas en España de las cuales el 80% se realizan en montes de gestión privada. En este escenario la provincia de León se alza como el principal productor de esta madera no sólo en España, también en Europa.

Según datos de la Sociedad Pública de Infraestructuras y Medio Ambiente de Castilla y León (Somacyl), se estima que en la Comunidad, la primera región europea en producción de madera de chopos, hay unas 44.260 hectáreas de choperas, que suponen un 60% de la superficie cultivada a escala estatal. Sin embargo, si se comparan con otras masas arboladas, las choperas de producción no alcanzan el 3% de la superficie forestal arbolada regional, pese a ello, producen más del 20% de la madera cortada anualmente y más del 40% de los ingresos por ventas de madera.

De esas 44.250 hectáreas, 19.385 se encuentran en la provincia de León, lo que la convierte en la provincia más productiva de este tipo de madera en España. Puesto que en cada hectárea se concentran aproximadamente 280 chopos, y que el precio en el mercado, según las últimas subastas realizadas, puede alcanzar los 40 euros por árbol, se calcula que la provincia tiene un potencial de chopos de 217.112.000 euros, aproximadamente, lo de da una ligera idea de lo que supone este sector en León.

En León hay seis empresas dedicadas al negocio de la madera de chopo. BRUNO MORENO.

El principal destino de la madera de chopo es la industria del tablero contrachapado, empleándose las piezas de menor tamaño en el aserrío y en trituración para la fabricación de tableros de partículas o para usos energéticos.

Por otra parte, las choperas cumplen importantes funciones ambientales, como son la fijación de carbono atmosférico, el control de la erosión hídrica y la defensa de márgenes ante posibles inundaciones. Además, aportan beneficios económicos y sociales, proporcionando numerosos puestos de trabajo tanto en la gestión de las plantaciones como en las industrias transformadoras.

Las comarcas que presentan las mayores superficies de choperas a las cuencas de los ríos Esla (en las provincias de León y Zamora), Órbigo (también en León y Zamora), Carrión (en Palencia), Cea (en las provincias de León, Palencia, Valladolid y Zamora), Pisuerga (en Palencia y Valladolid), Tera (en Zamora), Tormes (en Ávila, Salamanca y Zamora) y Cega (en Segovia y Valladolid).

La rentabilidad de una chopera depende de muchos factores. Realizar una plantación adecuada, correcta elección del clon, calidad del terreno, trabajos culturales, disponibilidad de agua durante todo el turno ya que pueden ocurrir variaciones en el nivel freático, daños abióticos o bióticos, tamaño de la chopera, rectitud del fuste, facilidad de saca, proximidad a la industria, etc.

Es por tanto prácticamente imposible modelizar con exactitud la rentabilidad de esta inversión. Para poder obtener un buen precio por tu madera, el Somacyl recomienda realizar las podas adecuadamente ya que la industria del desenrollo requiere de fustes limpios en los primeros seis metros.

El diámetro adecuado oscila entre los 30 y los 45 centímetros m a 1,30 metros de altura, en el momento de la corta.

El turno para la corta alcanzan habitualmente entre los 12 y los 16 años, alargarlo en el tiempo puede tener consecuencias negativas sobre el precio de venta por la menor calidad de la madera.

En León son seis las empresas o viveros dedicados al negocio de la madera de chopo.