+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

CANTO RODADO

Una carrera de fondo

La palabra sororidad ha entrado en el diccionario oficial del español después de una larga carrera de fondo que han protagonizado las mujeres c durante más de tres siglos. No ha sido cosa de un año.

 

Una carrera de fondo -

Ana Gaitero
23/12/2018

Ha sido una larga carrera de fondo. Una carrera de obstáculos. Una carrera de relevos. Generación tras generación. Muchas corrieron en soledad. Con el tiempo se las veía cada vez más acompañadas, sincronizadas. Desde la revolución francesa hasta la rebelión del #MeToo han pasado tres siglos largos. Tres centurias corriendo juntas. Tres siglos corriendo por ellas y por todas.

La revolución francesa triunfó bajó la tríada de la libertad, igualdad y fraternidad. Junto con la ilustración, sentó las bases de un progreso social que no contaba con las mujeres, o más bien contaba con ellas como súbditas sin derechos. Las mujeres no estaban incluidas en la Declaración de los Derechos del Hombre, que básicamente afectaba al género masculino.

Algunas se dieron cuenta enseguida. Y enseguida les cortaron la cabeza o las tacharon de locas. A Olimpia de Gouges la condenaron a la guillotina por redactar la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana. Y a Mary Wollstonecraft, que se sumó con su Vindicación de los Derechos de la Mujeres, la encerraron en un manicomio, que más parecía un establo para ganado esclavo.

Tres siglos después, la palabra sororidad ha entrado en la Real Academia Española (RAE). La filóloga y lexicógrafa española Paz Battaner, que accedió al rancio sillón hace apenas tres años, es la artífice de la incorporación al diccionario oficial del castellano de esta palabra que significa solidaridad entre mujeres.

Es un triunfo, sin embargo, de todas las mujeres que a lo largo de tres siglos no han renunciado a la sororidad y han vindicado esta palabra como una bandera frente al patriarcado. Una herramienta política capaz de provocar cambios sociales que nuestras antepasadas sí imaginaron, que eran listas y ambiciosas, pero no les dejaron materializar ni mucho menos disfrutar.

La sororidad es un antídoto contra el patriarcado. La forma más eficaz de desmontar mitos falsos que le vienen muy bien al poder patriarcal. Dicen que su incorporación al diccionario es un reconocimiento al año 2018 que simboliza, como ninguno, la lucha feminista. El año que venía sembrado con el #MeToo, la campaña de denuncia de acoso sexual por parte de estrellas de Hollywood que contagió a todo el planeta.

La sororidad ha entrado en el diccionario porque es una práctica ancestral y planetaria. Y ya no hay muro académico que pueda parar su empuje. Ni siquiera la extrema violencia que ha desatado la emancipación de las mujeres de los mandatos patriarcales va a impedir que las mujeres sigamos corriendo juntas.

Sincronizadas.com es el nombre de una plataforma de mujeres corredoras que juntas combaten el miedo a sufrir un ataque mientras practican deporte como creíamos que le había sucedido a Laura Luelmo.

El asesinato de la joven zamorana es uno de los exponentes máximos de esta violencia. Se cuentan ya 96 feminicidios en España en lo que va de año. Son 50 más que la cifra oficial de las víctimas mortales de violencia machista.

Por desgracia, los asesinatos de mujeres por el hecho de ser mujeres están a la orden día: uno cada tres días en España. Pero algo está cambiando gracias a esta gran carrera de fondo. Desde el 1 de octubre las subdelegaciones de Gobierno tienen obligación de comunicar y contabilizar los asesinatos de mujeres fuera del ámbito de la pareja. Después de casi tres lustros, el Gobierno cumple uno de los mandatos del Convenio de Estambul, de 2014.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla