+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

salud

Llega la biopsia no invasiva

El Hospital de León es el primero de la Comunidad en realizar los primeros análisis de sangre con biopsia líquida, una técnica para seguir la evolución del cáncer de colon en pacientes que tienen recaídas.

 

Emiliano Honrado, Engracia Santín y Cristina Díez, delante de uno de los aparatos que se utilizan para los análisis de biopsia líquida. - marciano pérez

carmen Tapia | león
25/04/2019

Es un simple análisis de sangre pero permite a los especialistas no volver a extraer un trozo de tumor para analizar la mutación del ADN de un cáncer de colon. Es la biopsia líquida, una prueba diagnóstica pionera que convierte al Hospital de León en el primer centro de la Comunidad en implantar este procedimiento no invasivo. Los especialistas de Anatomía Patológica del Hospital de León son capaces de detectar en la sangre del paciente si el ADN del cáncer de colon que padece ha mutado y necesita un tratamiento individualizado. En principio, la biopsia líquida se realizará a los pacientes con adenocarcinoma de colon que ya están diagnosticados pero que sufren recaídas o metástasis.

El equipo de Anatomía Patológica ha realizado ya los primeros doce análisis con esta técnica, pionera. «Hemos empezado hace poco tiempo, pero llevamos meses preparándonos», explica Cristina Díez Tascón, doctora en Veterinaria. Díez Tascón es una de los tres especialistas preparados específicamente para la puesta en marcha de este procedimiento de diagnóstico menos invasivo que una biopsia tradicional. «Es una técnica muy laboriosa. Hemos pasado un periodo de entrenamiento, validación y certificación especial, tres fases que se han prolongado durante meses».

El equipo de especialistas preparados para acometer esta prueba está formado, además de Cristina Díez, por Emiliano Honrado, responsable de patología molecular, y Engracia Santín Piedrafita, técnico especialista de Anatomía Patológica.

El equipo tecnológico está protegido en unas salas estériles, a las que solo se puede acceder tras un proceso de aislamiento para no contaminar las pruebas. El servicio de Anatomía Patológica ha reformado parte de sus instalaciones en las que se ha colocado la maquinaria y los fungibles necesarios para llevar a cabo los análisis. «Somos el primer hospital de la Comunidad que implanta la biopsia líquida para detectar la evolución de un cáncer. Hemos empezado por el de colon porque es el de mayor incidencia en nuestro medio, pero esta prueba se puede ampliar más adelante para otro tipo de tumores».

El objetivo es hacer seis biopsias líquidas por mes. «El paciente objetivo es el que ya está diagnosticado con una biopsia tradicional, pero que su tumor está en progresión y no le funcionan los tratamientos. Esta prueba evita tener que biopsar al paciente otra vez bien porque ya no es posible o porque es más traumática extraer un trozo de tumor. La biopsia líquida evita todas esas molestias al no ser invasiva». Con este nuevo procedimiento se librarán de la biopsia tradicional alrededor de 70 pacientes leoneses al año.

Con la tecnología de la biopsia líquida, también llamada test de biomarcadores basado en sangre, el Hospital de León entra en la lista de los centros punteros en esta técnica. «La prueba es sencilla para el paciente, pero el proceso de esa sangre es complejo. A partir de la muestra de sangre, analizamos el ADN del plasma, que está en una proporción muy baja, para detectar las mutaciones». El proceso dura cuatro días en el laboratorio y la información obtenida pasa al oncólogo que analiza los resultados y toma decisiones sobre posibles cambios en los tratamientos.

La oncóloga de tumores digestivos. Carmen Castañón, destaca la «valoración dinámica» de la enfermedad que permite esta técnica. «Cada vez manejamos terapias más dirigidas y nos permite darnos cuenta, a tiempo real, de lo que pasa dentro de un tumor, lo que nos permite cambiar los tratamientos». El estudio de la mutación del gen RAS «va a determinar la predicción de no respuesta de las terapias. Conocer esa mutación nos ayuda a no utilizar tratamientos no útiles».

El 60% de los pacientes a los que se diagnostica un cáncer de colon tienen el tumor localizado aunque después el 40% tiene una recaída de la enfermedad. «Es muy importante hacer un control evolutivo de la enfermedad para saber exactamente qué tratamiento es el que tenemos que utilizar», destaca Castañón. «La biopsia líquida no solo nos ayudará a conocer la evolución del tumor una vez que el paciente ha tenido una recaída, sino que podemos anticiparnos a las recidivas».





Buscar tiempo en otra localidad

   
1 Comentario
01

Por lupinten 12:01 - 25.04.2019

estos médicos del hospital de León se creen DIOS, pero son unos inútiles que se les mueren todos los pacientes, eso si, ellos con la cabeza alta siempre y el puestazo que papi les enchufó y el traje sin una arruga.