+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Cientos de enjambres crecen fuera de las colmenas

Una primavera cálida y húmeda multiplica la reproducción de abejas en León. Los enjambres vuelan para, en pocos minutos, construir otro ‘hogar’ fuera de las colmenas. Un proceso «natural» que este año se ha triplicado en León y provoca casi media docena de llamadas diarias de ciudadanos al 112 y los bomberos, que trabajan en colaboración con los apicultores. Sólo en León se han recibido este verano un centenar de peticiones de retirada de tejados y ventanas. «Los enjambres no son buenos para la producción de miel», dicen los apicultores..

 

JOSÉ ANTONIO PANERA -

05/08/2018

carmen tapia | león

Una primavera tardía y húmeda ha incrementado la reproducción de abejas en la provincia. Así lo constatan los apicultores y los bomberos de León que, a través del 112, han recibido en lo que va de verano un centenar de peticiones de retiradas de enjambres, algo inusual ya que la media de otros años está en una docena. El presidente de la Asociación de Apicultores Leoneses, José Antonio Panera, opina que las temperaturas atípicas de este año incrementan un proceso productivo «normal» que no debe causar alarma. «Las abejas se han reproducido mucho y las colmenas están muy desarrolladas por el calor, la humedad y el exceso de floración», un movimiento natural que no se atreve a cuantificar pero que califica de «generoso».

Este incremento de abejas comunes, apis mellifera, ha provocado ya un centenar de llamadas de vecinos al 112, que en colaboración con los bomberos de León y los apicultores, proceden a la retirada de los enjambres en las zonas en las que potencialmente puede haber más riesgo de picaduras para los ciudadanos, aunque insisten en que si no se las molesta no son peligrosas. «En estado de enjambrazón son tranquilas y no ha habido ninguna queja de picaduras», asegura Panera.

Sobre la mesa del parque de bomberos de León había ayer por la mañana cuatro alertas de llamadas de ciudadanos. «Recibimos avisos de abejas y avispas. Llaman ciudadanos que encuentran enjambres en balcones, tejados, cajas de persianas o farolas, entre otros lugares, con una media de 60.000 abejas cada uno. En cualquier sitio pueden enjambrar», asegura uno de los bomberos de guardia. Los avisos de ayer proceden de Carbajal de la Legua y Valdevimbre. «Lo que hacemos es dar los teléfonos de los apicultores de contacto con los que trabajamos y en caso de que no esté muy lejos de nuestro ámbito de trabajo y haya un riesgo inminente para la población, acudimos nosotros». El apicultor José Antonio Panera señada que no hay un servicio específico para la retirada de enjambres fuera de las colmenas.

Pero no todas las llamadas llegan al 112 y los bomberos. José Antonio Panera asegura que en los pueblos los vecinos llaman directamente a los apicultores de confianza.

No es bueno para la producción

Cada enjambre que vuela de la colmena es un parón para la producción de miel. «Si se van dos kilos de abejas esas no traen miel a la colmena, que en máxima producción no debe enjambrar. Los enjambres no son buenos para la producción de miel». En esta época del año, las colmenas en producción tienen una abeja reina que pone una media de 2.000 huevos diarios. El ciclo de nacimiento es de 21 días. «Cuando sale un enjambre de la colmena se va también la reina y se rompe la renovación. Hasta que no pasan 40 días no nace la primera hija de la abeja reina por lo que hay un parón de 40 días en la puesta de la reina y no puede ser que haya abejas suficientes para producir miel», explica el apicultor.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla