+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

MEMORIA HISTÓRICA

Dos mujeres ejecutadas al amanecer

Genara y Manuela cruzaron sus últimos hálitos de vida en el paredón de Puente Castro. Condenadas a la última pena en consejos de guerra fueron ejecutadas al amanecer

 

Mujeres represaliadas con el pelo rapado. FUNDACIÓN PABLO IGLESIAS -

ANA GAITERO | LEÓN
16/12/2018

Manuela Iglesias Prieto y Genara Fernández García fueron ejecutadas por pelotones de fusilamiento el 12 de marzo de 1938 y el 4 de abril de 1941 en los cantiles de Puente Castro. Allí donde los pájaros saludan al amanecer desde tiempo inmemorial sonaban los disparos de los fusiles en aquellas mañanas tétricas de la guerra y la posguerra en León.

Los niños de Puente Castro se despertaban y contaban cuántas personas derramaban la sangre cada madrugada sobre el paredón natural La Candamia. «Después de las descargas de las metralletas oíamos los tiros de gracia», recordaba el señor Reguera en 1996 a Diario de León. Tenía nueve años cuando estalló la guerra civil tras el golpe de Franco. Los recuerdos de los disparos de los pelotones de ejecución le volvieron con intensidad al envejecer y se lo contaba a su hijo, que hasta entonces nunca le había oído una palabra.

Manuela Iglesias Prieto tenía 47 años, era ama de casa y había nacido en Vega de Gordón, donde residía. Estaba casada y tenía varios hijos. Fue acusada de cambiar los letreros de Pola de Gordón cuando entraron las fuerzas de Franco y poner en su lugar ¡Viva Rusia!. No reconoció la acusación que le endosaron de patear los cadáveres de unos falangistas.

Genara Fernández García era maestra de Cirujales, pueblo en el que había nacido, hasta que en septiembre de 1936 la suspendieron de empleo y sueldo. Huyó a Asturias y luego a Barcelona por Francia. Tras salir de San Marcos, donde estuvo confinada al final de la guerra al ser retenido el barco en que huía, consiguió un empleo de taquillera en el Cine Mary. Fue procesada por arrojar propaganda roja frente a la iglesia de San Marcelo. Reconoció todos los hechos con la idea de que la verdad iba a salvarla. Todo lo contrario. En la ficha que hicieron llegar a la prisión figura como «mujer muy peligrosa». Y no en menor consideración tuvieron a Manuela Iglesias Prieto a la que también acusaron de asaltar unos chalets, intentar organizar el asesinato de cuatro falangistas y de ser la «instigadora» de su marido y de su hijo.

Manuela y Genara no se conocían ni tenían relación entre sí. Pero corrieron el mismo destino. Fueron detenidas y juzgadas en sendos consejos de guerra y sentenciadas a la pena de muerte el mismo día del juicio. No había tregua ni posibilidad de apelación.

A Manuela la pasaron por las armas a las siete de la mañana del 12 de marzo de 1938. Aquella madrugada salió de la prisión provincial y sabía que no iba a su pueblo. Conocía su sentencia. Todo fue muy rápido. El expediente carcelario anota su ingreso en la prisión provincial el 10 de diciembre de 1937 a las 13.00 horas. Ya estaba sentenciada y fue conducida por la Guardia Civil desde San Marcos.

A Genara la fusilaron al amanecer del 4 de abril de 1941. Su vida pendió de un hilo durante varias semanas, pues la ejecución de la pena capital fue suspendida por el tribunal militar que la había condenado. No constan los motivos pero finalmente fue ejecutada las seis y media de la mañana. El juez municipal certificó el fallecimiento «a consecuencia de una parálisis cardiaca, según resulta de certificación facultativa. La finada era hija de Higinio y de Quiteria, de profesión maestra nacional y de estado soltera natural de Cirujales», como consta en el expediente fotocopiado del Archivo Militar de La Coruña por Aerle. El expediente de responsabilidades políticas siguió su curso tras la ejecución y está fechado el 4 de octubre de 1941, tal y como recoge una nota del Archivo de la Real Chancillería de Valladolid. La represión de las mujeres republicanas en la Guerra Civil es todavía muy desconocida. Las mujeres sufrieron el doble castigo de la ejecución, la cárcel o la humillación pública y el olvido. Todas, de un bando u otro, se vieron sometidas al rol de esposas, madres y sometidas a la moral del régimen de Franco.

San Marcos en una ilustración antigua. ARCHIVO HISTÓRICO DEL DIARIO DE LEÓN

   
4 Comentarios
04

Por ricardoarias 12:38 - 17.12.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

la guerra la comenzaron Franco ,iglesia ,Falange etc la repiblica no hizo mas que defenderse ,es un escandalo que haya una organizacion llamada F Franco asi como el Valle y se permita un partido fascista como VOX,Falange ;el odio lo propagan estas gentes .Aprende de la historia.

03

Por VILLORIANO 13:58 - 16.12.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

¿Memoria historica ? ¿ solo para un bando ? produce verguenza que despues de 80 años se este escarbando en la revancha y en el odio que la guerra genero . Con los gravisimos problemas que tenemos y solo se destila ganas de revancha y ajustes de no se que cuentas ,la gente asesinada en Paracuellos ¿ que eran animales ? .

02

Por J.R. 12:36 - 16.12.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

Y aun así, quieren derogar la Ley de Memoria Historica. ¿ Porque sera ?

01

Por busbusbus 12:11 - 16.12.2018

DENUNCIA ESTE COMENTARIO

Ayuda: Si considera que este comentario no debe aparecer en este web, por favor indíquenos el motivo y pulse el botón [Enviar aviso].

SOLO DOS YO CREO QUE FUERON MUCHAS MAS

Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla