+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

INFANCIA

Emociones de cuento

Educación respetuosa, no impositiva, y pensamiento crítico en la infancia, las claves de los nuevos cuentos infantiles.

 

Un artista indio se prepara para participar en una procesión religiosa. RAJAT GUPTA -

elena Martín | madrid
15/04/2019

La inteligencia emocional es un concepto que ha irrumpido con fuerza en el campo de la Psicología en las últimas décadas. Aunque hasta hace poco el éxito académico y profesional solía medirse a partir del cociente intelectual, muchas son ya las teorías que consideran que las capacidades y habilidades necesarias para tener éxito en la vida están más ligadas a las emociones de lo que se pensaba.

Gran parte de las decisiones que se toman diariamente se ven influenciadas por los sentimientos. La inteligencia emocional trata de potenciar aspectos como el autocontrol, la automotivación, la empatía o la autoestima, para ser capaz de reconocer y controlar las emociones. Como consecuencia, las personas serán más autoconscientes, tendrán relaciones más sanas y tomarán mejores decisiones.

Daniel Goleman fue quien popularizó este concepto que ya se ha colado en las aulas con el nombre de ‘educación emocional’. También en los libros, desde los manuales para padres sobre cómo educar a los hijos, hasta los cuentos.

De la convicción de la importancia de potenciar las emociones desde la infancia y la pasión por los cuentos, fue como nació la editorial Emonautas, fundada en 2015 por Eva Clemente y Teresa Arias y dedicada a la edición de cuentos sobre educación emocional. El abrigo de Jana, que aborda la autoestima; ¡Estoy aquí!, que habla de cómo enfrentarse a los problemas; o ‘Si yo tuviera una púa, que destaca la importancia de la asertividad; son algunos de los títulos que ya han publicado.

«Queremos compartir lo que hemos aprendido de adultas y nos hubiera gustado saber desde más pequeñas», expresa Eva Clemente, escritora, diseñadora gráfica e ilustradora sobre los motivos de apuntar a un objetivo tan concreto como aventura empresarial.

«Queremos contribuir a una educación respetuosa, no impositiva y que estimule también la autonomía y pensamiento crítico de los pequeños», añade, antes de afirmar que su calendario de publicación es muy limitado y seleccionan muy pocas obras. «Nos fijamos en que traten temas relacionados con la gestión emocional desde un enfoque respetuoso, que tengan calidad literaria y si incluyen humor, mejor. A partir de estas premisas básicas, es más una cuestión del impacto que nos cause la historia al leerla. Buscamos ese efecto Woow y los dejamos reposar un poquito para ver si la historia perdura en nuestra memoria», explica.

«Los cuentos son algo maravilloso. Su combinación única de lo visual, lo literario, lo fantástico, lo compartido (ese vínculo de leer un cuento de padres a hijos)... lo convierten en un medio magnífico para que los pequeños aprendan sobre cómo gestionar su relación con el mundo y con ellos mismos», argumenta Clemente sobre su apuesta por estos relatos cortos. Muchos de estos cuentos incluyen entre sus últimas páginas una «guía para padres y educadores» que son revisadas por colaboradoras especializadas en psiquiatría, psicopedagogía o educación.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla