+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Maribel: «No quiero vivir desprovista de dignidad»

Familiares de personas en situación terminal entregan 273.000 en el Congreso para exigir despenalizar la eutanasia.

 

12/02/2019

Doménico Chiappe | madrid

Cuando le diagnosticaron alzhéimer, hace doce años, Maribel Tellaetxe tenía 63 años y habló con su familia. Quería morir cuando perdiera la conciencia y su cuerpo dejara de responder. En mente tenía a su madre. «Mi ama fue hija de una mujer con la misma enfermedad y fue su cuidadora», señaló su hijo Danel, que lleva a cabo una campaña ciudadana para la aprobación de la ley de eutanasia en el Congreso. «Mi ama tenía muy claro cuál era el estado degenerativo al que llevaba el alzhéimer, porque mi abuela estuvo vegetal en una cama. La levantaban con grúa para limpiarla. Ella me dijo: ‘Yo voy a luchar todo lo que pueda contra esta enfermedad pero el día que me gane la batalla, yo me quiero marchar’». Maribel, ahora de 75 años y sin «lucidez ni conciencia», vive en Portugalete (Vizcaya), en la casa familiar junto a su marido, Txema.

La enfermedad venció el pulso hace un año. Antes, ella logró retrasar sus efectos al agilizar la mente. Retomó los estudios de euskera, empezó clases de inglés, hizo sudokus. Durante ese tiempo repitió su determinación a morir cuando perdiera todas sus facultades. Primero, lo habló con ellos. En 2006 les escribió una carta y una década más tarde, cuando notaba la invasión imparable del alzhéimer, redactó y firmó un documento de últimas voluntades. Siempre pedía lo mismo.

«Me dijo: ‘No quiero vivir desprovista de dignidad’», recordó Danel, de 42 años. «En estos momentos hay una ley que la obliga a vivir en contra de su voluntad. Mientras esté el Código Penal, a los ciudadanos se les obliga a vivir con sufrimiento. Hace un año que pegó un bajón, que no nos conoce y no es autónoma».

Entrega de firmas Con 273.000 firmas en varias cajas de cartón se reunieron los familiares de Maribel Tellaetxe y de Luis de Marcos, otra persona que también había manifestado su voluntad de morir antes de que la enfermedad le consumiera. A las puertas del Congreso de los Diputados, Asun Gómez —viuda de Luis— y el cónyuge de Maribel y sus hijos reclamaron la despenalización de la eutanasia y el suicidio asistido. Un deseo manifestado en dos largas campañas promovidas por la plataforma Change.org.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla