+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

HOMENAJE A UNA SANTA LEONESA

Las mártires de Argel entran en la Catedral

Multitudinaria eucaristía por Esther Paniagua y Caridad Álvarez, las agustinas asesindas en Argel en 1994. León celebra la beatificación con Izagre y la comunidad religiosa

 

El obispo de León Julián López expande el incienso sobre los simbólicos féretros de las dos monjas beatificadas. FERNANDO OTERO PERANDONES -

EFE | LEÓN
16/12/2018

La Catedral de León acogió ayer una multitudinaria eucaristía de acción de gracias por la beatificación de la hermanas Agustinas Misioneras Esther Paniagua (León) y Caridad Álvarez (Burgos) asesinadas en Argel en 1994 víctimas de la violencia que sacudió Argelia en la década de los años noventa.

Una celebración presidida por el obispo de León, Julián López, y que ha reunido en la capital leonesa a representantes de toda la Familia Agustiniana y a hermanas de la Congregación de las Agustinas Misioneras de todo el mundo. Así, la catedral se ha vuelto un crisol de nacionalidades con las hermanas llegadas desde Brasil, Colombia, Argentina, China, India, Filipinas, Mozambique, Tanzania y de varias comunidades con sede en distintas provincias españolas.

Una celebración a la que se han unido las comunidades educativas de los colegios de las Agustinas Misioneras y grupos apostólicos que en tono festivo y bajo el paraguas de la devoción han celebrado también con canciones y bailes la beatificación de las hermanas.

El acto ha contado, asimismo, con la participación de familiares de las dos religiosas mártires, así como vecinos de las localidades leonesa de Izagre (pueblo natal de Esther Paniagua) y de la localidad burgalesa de Santa Cruz de la Salceda (pueblo natal de Caridad Álvarez).

La celebración eucarística ha sido concelebrada, junto al obispo, por numerosos padres agustinos y el arzobispo emérito de Argel y promotor de la causa de beatificación de los «Mártires de Argel», monseñor Henri Teissier.

Una eucaristía con la que se ha querido dar las gracias a la beatificación de las dos castellano y leonesas celebrada el pasado día 8, coincidiendo con la celebración de la Inmaculada, en la Basílica de Santa Cruz de la ciudad de Orán, en Argelia.

Acudió a esta solemne celebración en León el arzobispo Angelo Becciu, prefecto de la Congregación para la causa de los Santos en nombre del papa Francisco, que ante más de mil quinientos fieles beatificó a la religiosa leonesa Agustina junto con su compañera burgalesa.

En dicha celebración eucarística también se beatificaron otros 17 mártires, entre ellos el que fue obispo de Orán, Pierre Claverie, y otros 16 religiosos y religiosas de otras seis congregaciones, todos ellos de nacionalidad francesa que también fueron asesinados aquellos años.

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla