+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Talento gitano para el comercio leonés

Del Rastro a Cortefiel. Son jóvenes y quieren trabajar, pero tienen más barreras que el resto o, dicho en números, una tasa de paro 15 puntos superior al ya de por sí preocupante desempleo juvenil. Son chicos y chicas de la comunidad gitana leonesa que han mamado el oficio de vender en rastros y mercadillos y esta semana se estrenan en tiendas..

 

Talento gitano para el comercio leonés -

Talento gitano para el comercio leonés -

ana gaitero | león
02/06/2018

Sus padres, tíos o abuelos se lanzaron al mercado laboral, al oficio de vender, con una furgoneta y sin más conocimientos que los aprendidos generación tras generación a lo largo de los caminos. Son gitanos y gitanas que han tenido una oportunidad inédita en la historia de su pueblo. «Aprovechad que es una oportunidad muy grande, en nuestros tiempos no había esas cosas», les dijeron en casa.

Nueve jóvenes, cinco chicas y cuatro chicos, han terminado el programa Formatéate con Garantía, en la especialidad de comercio, en la Fundación Secretariado Gitano de León y la próxima semana inician su período de prácticas en establecimientos de Cortefiel, Springfield y Women’s Secret, así como en la tienda de informática DDPlay Mundo Digital. Se trata de un programa que persigue la mejora de las competencias personales y profesionales de las personas gitanas más jóvenes y que a su vez son beneficiarias del programa de Garantía Juvenil, tal y como explica Esperanza Álvarez Díez, formadora tutora del curso.

El acompañamiento social forma parte de estos itinerarios de formación y acceso al empleo que ayudan a la gente joven a descubrir sus posibilidades. Su mayor deseo es que «nos cojan para trabajar», como dice Melody. Y la ventaja que han tenido es que «a la mayoría nos gusta estar cara al público», apunta Miriam. También les favorece que «no tenemos vergüenza a hablar en público» y que el comercio «es uno de los mayores sectores que hay en León», puntualiza Aarón.

Nacieron y crecieron entre los puestos del Rastro y escuchando las voces de sus familiares cantando las bondades de la mercancía y de sus precios como nadie lo sabe hacer. Tienen talento para el comercio. El curso que iniciaron el 2 de abril les ha dado la oportunidad de aprender cosas que desconocían, como estrategias de marketing o conceptos como publicidad subliminal y publicidad engañosa o enfrentarse a retos que no han sido fáciles como hacer el videocurriculum y las entrevistas grabadas, como confiesa Yasmín.

Quieren «romper las expectativas», los prejuicios, que hay acerca de los gitanos. «Tenemos ganas de trabajar y de tener experiencias», comenta José, un chaval que habla poco pero que según sus compañeros «es muy buen vendedor».

Son conscientes de que aún hay una parte de la sociedad que piensa que «no podemos tener estudios, trabajar o que no sabemos tratar a la gente». La realidad del 2018 es muy distinta, aseguran. «Hay una generación muy fuerte que está despuntando», añaden mientras señalan que media docena saldrán este año del Bosco para el bachillerato y que cada vez son más los gitanos, y también las gitanas, que llegan a la universidad. «Avanzamos sin perder nuesta identidad», apostilla Jose.

Avances, admiten las chicas, que conviven con otras realidades. Todavía hay muchachas que dejan la enseñanza obligatoria con la pedida. Aún así, alegan, la situación de la mujer gitana de ahora ya no tiene nada que ver con la de antiguamente, que se limitaba al hogar y a las criaturas: «Yo dejé de estudiar la ESO por que no quería estudiar, no porque me mandaran a casa», asegura Miriam.

La mayoría no han finalizado la educación secundaria y compatibilizan el programa Formatéate con Garantía con el curso a distancia para obtener el graduado de ESO a través de Radio Ecca. Las notas de los últimos exámenes les esperan en la planta primera de la sede del Secretariado Gitano y ya están deseando saber el resultado, aunque la profesora les anticipa que «habéis aprobado todos y todas».

La tasa de desempleo de la juventud con baja cualificación es del 64% frente al 52% que arroja la ya preocupante cifra del paro entre la población joven general, así que desde el Secretariado Gitano aprovechan estos programas para ir cerrando esta brecha de desigualdad.

El programa Formatéate con Garantía se realiza en 20 ciudades españolas. Para seleccionar al alumnado se sondeó a un total de 753 jóvenes, de los que 347 asistieron a reuniones informativas. En cada una de las ciudades se incorporaron a la formación diez personas menores de 30 años y beneficiarias del sistema de Garantía Juvenil. También en León. El único joven que no terminó el programa «ha sido por inserción laboral», apunta la tutora. Los grupos se han formado por un 55% de mujeres, un 56% de menores de 20 años y un 87% personas gitanas. En la sede de León preseleccionaron a 30 jóvenes y seleccionaron a 10, mitad chicos y mitad chicas.

En cuatro módulos han aprendido a conocerse gestionando sus emociones y practicando la escucha activa; a activarse, desarrollando competencias personales y digitales; a formarse en las competencias profesionales del sector y, a partir del martes, a ensayar sus habilidades en las prácticas no laborales en empresas del sector. El Programa Operativo de Empleo Joven, a través de la Estrategia de Emprendimiento del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, con aportación de la Obra Social La Caixa financian el programa. Confían en que concluya con inserción laboral.

Noticias relacionadas

   
Escribe tu comentario

Para escribir un comentario necesitas estar registrado.
Accede con tu cuenta o regístrate.

Recordarme

Si no tienes cuenta de Usuario registrado como Usuario de Diario de León

Si no recuerdas o has perdido tu contraseña pulsa aquí para solicitarla