+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Uno de nosotros

 

Liturgia dominical Antonio Trobajo Díaz
12/01/2019

Bien está lo que bien acaba. Es la sabiduría popular la que nos enseña que todo proceso debe buscar el buen fin y, a la vez, que todo se puede dar por bien empleado si se llega a buen término. Hoy en la Liturgia se cumple el dicho: con la fiesta del Bautismo del Señor en el río Jordán por Juan Bautista culmina el ciclo de la Manifestación de Jesús de Nazaret como el Mesías, el Emmanuel, el Hijo de Dios, el Salvador. Es lo que, de una manera progresiva, se nos ha ido desvelando en el discurrir de la Navidad.

Algunas aplicaciones prácticas podemos encontrar en las lecturas bíblicas de esta fiesta. La humanidad de Jesús («¡tanto amó Dios al mundo que le envió a su Hijo!») asume plenamente la condición humana y acepta ponerse en la fila de quienes se reconocen pecadores, hacerse uno con los otros; y esto por amor de donación, como expresión de abajamiento, de igualdad afectiva (Evangelio). La encarnación, entrar en comunión con personas y situaciones, poder acompañar a quienes amamos, exige ponerse a su igual y entrañarse en ellas.

La presencia de la fuerza de Dios en Cristo no se manifiesta de una forma prepotente y avasalladora, intolerante y condenatoria; no usará de gritos, no partirá lo que ya está agrietado, no apagará lo que todavía humea; todo lo hará con delicadeza y misericordia (I Lectura). Nuestra forma de ser y de hacer deberá tener un estilo, el mismo de Jesús: con discreción, respeto, humildad y ternura.

Jesús, arrebatado por el Espíritu Santo, va a iniciar la misión de ser brazo largo y visible que conduzca hacia la restauración de la felicidad y la plenitud perdidas; por eso pasará haciendo el bien y anunciando Buenas Noticias (II Lectura). El cristiano, unido a Cristo, está llamado, con la fuerza y la luz de lo Alto, a ser promotor de bondad en el mundo y pregonero de que está abierta la puerta a la esperanza. El vértice al que apunta todo, será la llegada del Reino de Dios, que se resume en la PAZ (Salmo).



PUBLIRREPORTAJE

Residencia de mayores El Portillo

Con 105 plazas, la mejor asistencia y todos los servicios, la residencia cumple 22 años en los que ha formado una gran familia. Hoy celebra la fiesta en honor a la Virgen del Carmen



Buscar tiempo en otra localidad