+
Accede a tu cuenta

 

O accede con tus datos de Usuario Diario de León:

Recordarme

Puedes recuperar tu contraseña o registrarte

 
 

Calidad y transparencia

La Universidad de León cuenta desde hace casi veinte años con una Oficina de Evaluación y Calidad que con sus análisis da soporte a la toma de decisiones y a las nuevas estrategias de mejora. La oficina está Integrada por cinco personas y realiza una labor constante, transversal y de gran importancia para mejorar la institución

 

Raúl López, Liria Callejo, Manuel Martín, Carolina Pérez y Mónica Fernández integran la Oficina de Evaluación y Calidad. DL -

Calidad y transparencia -

09/02/2017

A. Calvo

Hay un dicho común que afirma que todo lo que no mejora, se estanca y acaba por ir a peor. Esto mismo podría ocurrir también en la Universidad de León pero, afortunadamente y para evitarlo, en 1996 se puso en marcha la Oficina de Evaluación y Calidad, con la misión de desarrollar estrategias de mejora continua para conseguir una institución académica competitiva y de referencia en el marco del Espacio Europeo de Educación Superior. En la actualidad la oficina está integrada por cinco personas —Raúl López Santos, Liria Callejo González y Manuel Martín García como profesionales técnicos de calidad y Mónica Fernández, como apoyo administrativo— bajo la dirección de Carolina Pérez Rodríguez, quien explica que «la trayectoria en la Universidad de León es de casi veinte años y hemos ido consolidando nuestras acciones de forma paralela al resto de las universidades. El camino ha sido complicado porque en el ámbito de calidad los resultados siempre se ven a largo plazo».

El trabajo que se desarrolla quizá no sea muy conocido, pero su importancia es grande ya que, como explica la directora de la Oficina de Calidad, constituye un «soporte de la institución para la toma de decisiones y para desarrollar estrategias de mejora en base a la evaluación, evidencias y resultados de estudios que desarrollamos». No sólo se trata de saber interpretar la información generada y actuar sobre ella, sino que también se utiliza la oficina como «un instrumento para la prevención de posibles dificultades futuras». El esfuerzo llevado a cabo en estos años ha conseguido que, como comenta Carolina Pérez, «ahora a todo el mundo le parece normal que exista un sistema de información por título bien estructurado y con indicadores o evidencias sistemáticas anuales, o planes de mejora de orientación dirigidos a los estudiantes como el Plan de Acción Tutorial que se impulsó desde aquí como resultado de las necesidades detectadas en los estudiantes, o estudios institucionales que desarrollamos anualmente dirigidos a los estudiantes, el personal de administración y servicios (PAS) o el docente e investigador (PDI)».

Desde la oficina colaboran como expertos técnicos de calidad en otras universidades y agencias nacionales en proyectos para el diseño de procesos de evaluación y mejora. «Esta comunicación con otras universidades y organismos nacionales nos permite conocer cuál es el enfoque y la forma de interpretar y desarrollar evaluaciones, para poner en práctica en nuestra universidad acciones en materia de calidad universitaria».

CUATRO ÁREAS DE TRABAJO

Carolina Pérez Rodríguez comenta que la labor que se lleva a cabo en la OEC se puede concretar en cuatro áreas diferenciadas. La planificación sobre la evaluación a desarrollar en base a las exigencias o necesidades del Ministerio, de la agencia autonómica o de la propia universidad. A partir de ahí se establecen planes de actuación, que en muchas ocasiones se basan en resultados previos, que requieren ajustes o nuevas formas de proceder. En segundo lugar está la evaluación de la enseñanza, investigación y servicios. Enfocada en estos últimos años a las enseñanzas universitarias, con el desarrollo de los procesos de verificación, seguimiento y acreditación de los títulos de la Universidad, de acuerdo con los requerimientos del Ministerio de Educación. Las áreas de estudio son el tercer eje con el trabaja la oficina y comprende la elaboración y difusión de un sistema de información e indicadores periódicos (docencia, investigación, servicios y gestión). «Realizamos estudio, dirigidos a los estudiantes de nuevo ingreso para conocer su perfil de entrada, también sobre su satisfacción ya dentro de la universidad, y finalmente de los egresados de la Universidad de León para conocer cuándo y cómo se produce su inserción laboral, a los que hemos de añadir los estudios sobre los otros dos estamentos: el PAS y el PDI», comenta Carolina Rodríguez, quien añade que de esta manera se obtienen datos muy interesantes que ofrecen información sobre aspectos como la evolución del perfil de ingreso de los estudiantes de la institución académica, el abandono universitario, o las competencias de los estudiantes. Por último, el área de mejoras, que pone en marcha acciones y estrategias consecuencia de la evaluación institucional: por ejemplo el estudio de egresados, el Plan de Acción Tutorial o la mejora de la gestión.

TRANSPARENCIA

Hay que destacar que el mayor reto conseguido es la transparencia en la información que se genera desde la Oficina de Evaluación y Calidad de la Universidad de León «está a disposición de la universidad y de la sociedad en general», cumpliendo con la política de transparencia propia de una institución pública, por lo que cualquiera que esté interesado puede consultarla en la propia web de la institución académ¡ca.

Carolina Pérez explica que «lo difícil es el convencimiento de para qué sirve nuestra labor. En eso es en lo que seguimos trabajando, de forma particular con muchas personas con las que tenemos que colaborar: profesorado, equipo de gobierno de la universidad, equipos de gobierno de centros o Gerencia». Finalmente concluye que se muestra satisfecha por el funcionamiento de la Oficina de Evaluación y Calidad y señala que «especialmente los procesos de evaluación de las titulaciones han sido los que más impulso y proyección han tenido en cuanto a mejoras y toma de decisiones».

Este año se enfrentan a un nuevo reto que es organizar las Jornadas de Calidad Universitaria que se desarrollan cada año, en las que participan expertos a nivel nacional, que se celebrarán en la Universidad de León el próximo mes de junio.