martes 15/6/21

Análisis inexplicable

Es difícil realizar un análisis del partido Covadonga-Cultural. Lo es por la tremenda rabia que da ver a personas que tienen la gran suerte de poder dedicarse profesionalmente a este deporte, mostrar una actitud tan conformista y lamentable en sus acciones y decisiones.

Cuando uno compite, la derrota se asume como parte del juego, y más en un campo como el del equipo ovetense, complicado por sus características y dimensiones. Pero no hablamos de ganar o perder, hablamos de actitud. Ese concepto que no debe faltar cuando uno tiene la fortuna de poder dedicarse a lo que más le gusta, y que no puede parecerse a la de un funcionario malhumorado de ventanilla esperando a que termine su jornada laboral. Por eso, antes de realizar el consiguiente análisis técnico-táctico del partido, subrayar que lo que lleva a cabo el seguimiento y la labor por este deporte debe de ir más allá de la obligación. Ese sentimiento intangible que al menos debe de ir acompañado a mi entender en forma de entrega y gratitud en cada acción-decisión. A partir de ahí obviamente cualquier resultado es asumible.

En lo puramente técnico-táctico, el equipo leonés partía con una estructura 1-4-4-2, que apenas variaba de fase defensiva a ofensiva. Sin balón el equipo no se adaptó al rival, que fue directo y vertical, con ello se daban numerosas acciones de corte, choque y segundas jugadas en las que los locales fueron superiores. Theresin no estuvo acertado ni cómodo con el delantero referencia rival, Diego García, que fue un desahogo para los suyos cuando estos buscaban salida directa en vertical, aguantando balones y llevándolos a jugada prometedora en campo contrario. Los leoneses sorprendían dejando la iniciativa del balón a los locales que además de ser directos, fueron capaces sobre todo en la primera parte de tener el control del juego con numerosas unidades largas de posesión. El gol local pudo resumir en parte la idea del partido. Una acción de disputa en la que el balón quedó dividido y que aprovechó el central Álvaro García para golpear de volea desde lejos y anotar. En la segunda parte con la entrada de Dioni, Sergio Marcos y Escardó los leoneses variaban su estructura, aunque en el juego las cosas no variaron, y solo se encontró cierto peligro en acciones a balón parado, que esta vez no sirvieron para salvar puntos.

Análisis inexplicable