martes 15/6/21

En busca de sentido

El partido fue magnifico, con ritmo alto de juego, constantes transiciones y materialización de jugadas en gol. Viéndolo desde un sentido conceptual, el partido dejó más interrogantes que certezas. La Cultural más allá del resultado negativo, volvió a ser un equipo sin identidad definida en ningún aspecto del juego. En contraste nos encontramos a un Zamora con una claridad palpable en cuanto a qué quiere jugar, como llevarlo a cabo y sobre todo con la actitud necesaria en la ejecución.

La organización estructural inicial leonesa no varió pese a que en el once aparecían dos laterales, y es que Toni Abad y Mario Sánchez doblaron posición en su costado, dejando a Éric Montes, Sergio Marcos y Rovirola en una zona interior en la que costaba apreciar quién realizaba las ayudas sobre Castañeda en la izquierda. Esta superioridad por ejemplo fue clave en el segundo gol, previa al centro lateral que daba su origen. Indefinición en la presión intermedia y también con balón, no sabes si el equipo combina o sale directo, y tampoco es tangible si cuando se realiza se hace con un sentido o conducta planificada. Más allá de cualquier estilo, lo que penaliza al equipo es la falta de concreción o cierto orden a la hora de jugar.

Por su parte el Zamora, aún plagado de bajas, salió con las ideas muy claras. Quería un inicio con ritmo alto, presionando con Coscia y Escudero sobre los centrales, y con marcaje mixto de los interiores. Mientras Nico intentaba anular las recepciones por dentro de Sergio Marcos, Carlos Ramos y Vallejo no pararon de realizar basculaciones y ayudas defensivas dentro-fuera, con el inmenso desgaste que ello supone. El partido del leonés Raúl Vallejo ayer es digno de mención, no hubo una acción en la que participase y no sumase algo, capaz de combinar su tarea solidaria en los mecanismos de presión, con una capacidad de temporizar y aplicar con balón funciones en zona de creación. Una delicia ver su manejo de los tiempos con balón, fintas, pases al espacio, y centros laterales medidos como el que le mandó a Coscia en el 2-0.

Lo que demostró el partido de ayer, es lo apasionante que será el último tramo de competición que viviremos de aquí al final de liga.

En busca de sentido
Comentarios