martes 15/6/21

Incitar a tener, para robar y correr

El partido de ayer fue una puesta en escena de dos evidentes realidades sobre el césped. La Cultural buscó variar el plan estructural con una organización 1-3-4-1-2, en la que propuso una presión alta en inicios de juego del rival y una incesante presión cuando el Granada salía por medio de sus laterales. Ello conllevó un aspecto positivo, que fue meterle un ritmo de juego muy alto al partido en sus primeros minutos, lo que ayudó a encontrar de manera temprana el gol de Rovirola. Pero también varios aspectos negativos, entre ellos la ausencia de amplitud defensiva de los tres centrales, lo que provocó numerosos cambios de orientación del rival encontrando con facilidad zonas débiles, haciéndoles correr siempre a merced de la iniciativa de la jugada, y con ello sin poder de anticipación. El gol del empate viene precedido de un cambio de orientación sobre Kenedy, que aprovechó el contrapié en la basculación defensiva leonesa para conducir, y ceder el balón a Jorge Molina que definió perfectamente.

También se dieron salidas a destiempo de los centrales a zonas exteriores en situaciones de inferioridad. Todos estos errores, son muy comunes en equipos y jugadores que no están habituados a partir con estructura y línea defensiva de tres centrales. Con los cambios en el minuto 57, el equipo pasó a estructura de 1-4-4-2, y sufrió menos en la faceta defensiva, que sólo se vio superada por la mala defensa de un centro lateral en el tiempo de prórroga.

El Granada no cambió nada de su plan estructural y de estilo al que lleva utilizando toda la temporada. Una organización en 1-4-4-2, con un repliegue intermedio cuando no tiene el balón, y dando la iniciativa del juego interesadamente al rival con el fin de elegir en cada momento, cuándo y dónde acumula jugadores para ejecutar una presión zonal con el objetivo de robar y salir sobre los espacios débiles elegidos. Todo ello, lo ha hecho tanto en Primera División por ejemplo contra el Real Madrid, hasta con el Omonia en la Europa League, o en la anterior ronda de la Copa del rey contra un equipo de Tercera División, el AD San Juan, al que derrotó con lo mínimo para pasar la eliminatoria.

Incitar a tener, para robar y correr
Comentarios