viernes 3/12/21

Marie Kondo CyL

De los creadores de «somos socialistas pero antes leonesistas» se anuncia el remake con el título de «esta tierra no puede crecer, si no crecemos todos». La producción de la factoría Pesoecyl, firmada por Tudanca Pictures y con la colaboración de 20th Cendón Fox y Walt Diezney, busca dar tanza otra vez al barbo hasta que se canse con el argumento revisitado de la apuesta por la «descentralización administrativa y política y el desarrollo social y económico de Castilla y León». El trampantojo de la necesidad de repartir las sedes institucionales devuelve el debate a la casilla de salida de los años 80 en la que se entretuvo el rechazo leonés al engendro autonómico con un intercambio de cromos, un juego de las sillas, que apenas dejó otro saldo de consolación que el intento de banderín de enganche del Procurador del Común para que tuviéramos dónde quejarnos. Cuarenta años después de aquel comienzo, en el que se estrenaron como primer partido de gobierno para no volver a ocupar el mando nunca más, los herederos de Demetrio Madrid, artífices de la concentración del poder en Valladolid con el argumento falaz de la equidistancia, reinterpretan ahora el escenario. La estrategia se centra en convencer a la concurrencia de que todo se debe a un error de distribución, un problema que se solucionará con encargar a Marie Kondo que ordene con criterios de feng shui la ubicación de las consejerías, los chiringuitos como la antigua fundación Villalar y las administraciones paralelas del Itacyl, el Somacyl y todo lo que acabe en cyl, incluido el imbecyl en el que se empeñan en convertir a cada leonés sin resultado.

El plan para la descentralización llega muy tarde siquiera para que León se transforme en lo que el País Vasco ideó para Vitoria. El espejo de la comparación devuelve la imagen deformada del desarrollo territorial asimétrico resultante del proyecto que promovió el PSOE y el PP perfeccionó: un núcleo omnímodo, en el que concentrar la inversión industrial y empresarial por medio de la iniciativa política, rodeado de colonias cuyos recursos se supeditan a las necesidades de la metropoli. El tiempo sólo ha hecho que la estructura clientelar construida alrededor crezca y se fortalezca a base de retroalimentarse. Ahora, vienen a descentralizar. La Junta no está en Valladolid. Valladolid es la Junta.

Marie Kondo CyL
Comentarios