domingo 24/10/21

Que no haya que esperar otro medio siglo

La primera victoria del año debe ser el presagio de lo que espera la afición y todos los leoneses. La Cultural tiene la obligación de militar en Segunda División. Por ciudad, por entidad que va camino de los cien años de historia, por infraestructuras deportivas y también por presupuesto. No se puede comparar con el noventa por ciento de los clubes con los que compite en Segunda B, la tercera división del fútbol nacional. La academia Aspire, el director general Felipe Llamazares y el entrenador José Aira son conscientes de lo que hay y de lo que León y la Cultural podrían perderse en caso de que subir a Segunda se demore más de la cuenta. El maná catarí no tiene fecha de caducidad de momento, pero la paciencia tiene un límite. El ascenso conquistado hace tres temporadas después de cuarenta y tres años jugando en el desierto sólo sirvió de oasis para ni siquiera paliar la sed del culturalismo de competir con los de su liga. Mirar al pasado para no volver a tropezar en el presente ofrecen experiencias sabias que no deberían olvidar Felipe Llamazares ni José Aira. El sol que se cree que entra por la ventana en invierno suele cegar más que aclarar el horizonte.

Que no haya que esperar otro medio siglo
Comentarios