viernes 21/1/22

Las urgencias no aceleran a la Cultural

La Cultural siempre ha sido un equipo marcado por las urgencias. Sobre todo en las últimas temporadas. El descenso de Segunda desorientó al club leonés en su perspectiva de futuro. Después de 43 años persiguiendo un ascenso necesario para revitalizar a la entidad leonesa, se logró subir a la categoría de plata del fútbol español bajo el auspicio de Aspire. Todo parecía encaminado para que la Cultural echara raíces en las estructuras del fútbol profesional. Pero todo quedó en la nada. Una temporada en la que faltaron decisiones y mano de hierro para tomarlas. Y sobraron alabanzas.

Tras las decepciones de las últimas temporadas de nuevo en la tercera división del fútbol nacional, la Academia catarí es la única imprescindible en este nuevo proyecto con Ramón González al mando en la faceta deportiva. Fue cocinero antes que fraile y sabe lo que se guisa en la cocina. Hombre de club ante todo. Lo ha demostrado en la Cultural. Primero como técnico de la base hasta ascender al filial, el Júpiter Leonés, al que dirigió durante cinco temporadas. Es el hombre designado para dar el golpe de timón e ilusionar a la afición. Las urgencias no aceleran a la Cultural. Está en buenas manos.

Las urgencias no aceleran a la Cultural
Comentarios