jueves 15/4/21

Editorial | Botellones: problema aún más grave

El sector del ocio nocturno reclama que se le tenga en cuenta en los planes de desescalada. Aún aguarda un plan para su vuelta a la normalidad, especialmente para sus espacios al aire libre y sus terrazas. La queja a nivel nacional ha tenido su extensión en la provincia. Resaltan los hosteleros que lo que se está incentivando, paradójicamente, son los botellones. Ante la falta de lugares acondicionados con las medidas de seguridad organizadas, se anima a los jóvenes a buscar alternativas en las que sí existe un riesgo evidente de contagio.

El conflicto del botellón tampoco es nuevo y genera un problema del que las instituciones locales rehúyen a pesar de que plantea un buen número de inconvenientes. En ciudades como León o Ponferrada son conocidos los lugares donde hay reuniones de chicos cada fin de semana, en muchas ocasiones menores de edad, para consumir alcohol en las calles. Un paseo por la zona del río en la capital de la provincia o por Tras la Encina en la ciudad berciana facilita una visión de esos botellones y también de las consecuencias que tienen en forma de basura o insalubridad. Es algo que no se entiende muy bien. La inacción ante lo ilegal, con un conflicto en forma de menores bebidos, con un daño a un sector que paga sus impuestos como el del ocio nocturno… Los ayuntamientos están obligados a tomar cartas en el asunto. Y más ahora. Juegan con nuestra salud cuando favorecen un cauce tan evidente de propagación de la pandemia.

Editorial | Botellones: problema aún más grave